Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

California, segundo estado de EEUU en permitir el matrimonio de homosexuales

La Corte ha dicho que "permitir a las parejas del mismo sexo sólo acceso al nuevo y menos reconocido estatus de 'unión doméstica' infringe sus derechos constitucionales a casarse y tener la misma protección ante la ley garantizada por la constitución de California".
Esta decisión obliga a las autoridades del estado a asegurarse de que los responsables locales "permitan a la parejas del mismo sexo contraer matrimonio en sus municipios".
El veredicto da la razón a los demandantes -la ciudad de San Francisco, varios grupos de apoyo a la comunidad gay y dos docenas de parejas de homosexuales- y es el último episodio de una serie de apelaciones y decisiones judiciales iniciada en 2004.
Saltándose la ley
En febrero de ese año, el alcalde de San Francisco, Gavin Newsom, decidió permitir los enlaces entre homosexuales en su municipio por considerar que la ley del estado al respecto contradecía la constitución.
Cerca de 4.000 parejas gays se casaron en las siguientes semanas en el ayuntamiento de la ciudad y las imágenes de los recién casados dieron la vuelta al mundo.
Un mes después, la Corte Suprema del estado ordenó paralizar las bodas y anuló legalmente los enlaces ya celebrados  argumentando que Newsom carecía de autoridad para contradecir las leyes californianas.
La decisión de hoy podría no ser la última palabra sobre el asunto.
Varios grupos conservadores de carácter religioso han recogido más de un millón de firmas para apoyar una iniciativa que pretende modificar la constitución de California para declarar inconstitucional el matrimonio entre personas del mismo sexo.   LA