Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Cámara de Diputados aprueba el proyecto de reforma electoral

La Cámara de Diputados de Chile ha aprobado este miércoles en lo general y lo particular el proyecto de reforma electoral, en un intento por desarticular una de las herencias de la dictadura militar, si bien aún queda que sea aprobado por el Senado.
En la votación general, el proyecto ha recibido 86 votos a favor y 28 en contra, mientras que en su aprobación por lo general ha recibido 88 votos a favor y 27 en contra.
La aprobación del proyecto, que contó con los votos del oficialismo y de algunos sectores de la oposición, es inédita tras el fracaso de múltiples mociones o fallidas iniciativas desde el retorno a la democracia en 1990.
En concreto, el proyecto propone aumentar en doce los escaños senatoriales y en 35 los de los diputados. En el caso del Senado, se elegirían 50 senadores y en la Cámara 155 diputados. La iniciativa establece además que al menos un 40 por ciento de los candidatos deben ser mujeres.
El actual sistema electoral --llamado binominal-- gira en torno a dos grandes fuerzas políticas o coaliciones, y fue creado por el exdictador Augusto Pinochet y sus asesores para proteger en el Congreso a la centroderecha con la llegada de la democracia.
El ministro del Interior, Rodrigo Peñailillo, que ha estado presente en la sesión, ha valorado que "es una noche histórica, porque Chile ha dado el primer paso para destruir un sistema electoral construido bajo cuatro paredes", según ha informado el diario chielno 'La Tercera'.
Por su parte, el presidente de la Unión Democrática Independiente (UDI), Ernesto Silva, ha criticado la aprobación del proyecto. "No se necesitan más diputados para mejorar la calidad de la democracia", ha sostenido.
"Hoy la izquierda está de fiesta porque hay más diputados, y mientras ellos se abrazan y celebran los chilenos se preguntan en que está la seguridad", ha manifestado, expresando su deseo de que "esto se pueda corregir en el Senado".