Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cameron y Macri se reúnen en Davos con las islas Malvinas como telón de fondo

El primer ministro de Reino Unido, David Cameron, y el presidente de Argentina, Mauricio Macri, han mantenido este jueves un encuentro aprovechando la presencia de ambos en el Foro Económico Mundial de Davos (Suiza), en un ambiente cordial que no ha deparado novedades sobre la recurrente polémica de las Malvinas.
"Fue una linda reunión", ha explicado Macri a la agencia oficial de noticias Télam, sin entrar en más detalles sobre el primer encuentro que mantiene con Cameron desde que el mandatario argentino tomó posesión el pasado 10 de diciembre.
El 'premier' británico ha destacado en una nota que los dos países tienen ahora una "oportunidad" de abrir "un nuevo capítulo" en las relaciones bilaterales, tanto en materia económica y comercial como en relación a las islas Malvinas, uno de los temas en los que la expresidenta Cristina Fernández se mostró más beligerante.
Cameron ha reiterado ante Macri que la posición de Londres sigue siendo la "misma", lo que pasa por descartar cualquier cesión de soberanía del archipiélago. En este sentido, ha aludido a una reciente consulta que dejó "absolutamente claro" que los isleños querían seguir siendo parte de Reino Unido.
El nuevo Gobierno argentino reiteró al poco de tomar posesión la defensa de la soberanía sobre el archipiélago. El Ministerio de Exteriores de Argentina reclamó "una solución pacífica y duradera" con motivo de los 183 años desde la toma de las Malvinas en 1833.
Ambos países llegaron a enfrentarse militarmente en el año 1982 y, durante el Gobierno de Fernández de Kirchner, la tensión creció debido a las operaciones de firmas petroleras en Malvinas y al intento de Argentina de incautar los activos de las empresas de perforación que operan en la región.