Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cameron pide "calma" tras la investigación que absuelve a la Policía de la muerte de Mark Duggan

El primer ministro de Reino Unido, David Cameron, ha pedido "calma" tras las "fuertes emociones" desatadas por los resultados de la investigación sobre la muerte de Mark Duggan, abatido por la Policía en 2011 y cuyo fallecimiento desató la peor ola de disturbios en Inglaterra en décadas.
Un jurado resolvió el miércoles que la Policía no incurrió en ningún tipo de delito al disparar contra el joven de 29 años en Tottenham (norte de Londres) en agosto de 2011, a pesar de que Duggan no portaba ningún arma en el momento en que fue abatido.
Tras la airada reacción de la familia de Duggan, que mantiene la tesis del "asesinato", Cameron ha dicho entender que este asunto despierte "fuertes emociones". Sin embargo, "espero que todos puedan reaccionar en calma y reconocer que tenemos procesos judiciales apropiados en este país y que éstos deben ser respetados", ha dicho el 'premier' en declaraciones a la radio de la BBC.
El jefe de Gobierno ha admitido que se trata de "un caso muy importante" y que hay que "dejar claro" algunos puntos, pero ha insistido en la necesidad de "respetar" el resultado de procesos judiciales. Cameron también ha mostrado su respeto por la familia de Duggan y ha considerado correcto que quieran recurrir la decisión del jurado en los tribunales.
La tía del joven fallecido, Carole Duggan, también ha llamado a la calma a pesar del malestar mostrado. "No más manifestaciones, no más violencia, lucharemos contra esto y lo haremos pacíficamente", ha declarado.
El comisario de Scotland Yard, Sir Bernard Hogan-Howe, ha reconocido que este cuerpo debe "hacer más para ganarse la confianza" de la ciudadanía tras el "acontecimiento terrible" que supuso la muerte de Duggan. "En primer lugar, quiero que nuestros agentes sean capaces de ser más abiertos en lo relativo a las investigaciones que siguen a este tipo de hechos", ha afirmado.
Además, "vamos a pedirles que lleven videocámaras, para que podamos grabar este tipo de incidente", ha anunciado. Sir Bernard también ha adelantado que se reunirá "con muchas personas de Londres, líderes de la comunidad de Haringey, para ver qué necesitamos hacer para trabajar juntos para mejorar la confianza en la Policía Metropolitana".