Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cameron reconoce estar "nervioso" ante el referéndum de independencia escocés

El primer ministro británico, David Cameron, ha reconocido que está "nervioso" pero también "confiado" ante la cercanía del referéndum de independencia escocés, previsto para el 18 de septiembre.
"Estoy emocionado y nervioso, pero nervioso sólo porque es muy importante", ha afirmado en una entrevista concedida a la edición escocesa del periódico 'Daily Mail' y publicada este domingo.
"Creo que el debate está yendo bien. Creo que en las últimas visitas que he hecho lo he notado en la comunidad empresarial (...). Me siento más confiado, pero es una decisión fundamental, así que es normal estar emocionado y nervioso", ha arguementado.
Cameron ha expresado su confianza en que el 'No' se impondrá finalmente, tal como pronostican las encuestas, y ha arremetido a los partidarios de la separación.
"La gente puede ver que la opinión claramente mayoritaria de los negocios es que estamos mejor si Reino Unido se mantiene junto, pero oigo que muchos negocios dicen que tienen miedo de hablar porque cuando lo hacen el gobierno escocés se comporta como un matón autoritario", ha señalado.
A los escoceses partidarios del 'No' "les encanta la sanidad y la BBC y que cuando mandas a tus hijos a la universidad a Londres o si vives en Londres y les mandas a la universidad a Glasgow no sientes que les estés mandando a un país extranjero", ha argumentado Cameron. "Todo forma parte del sistema de solidaridad mutua", ha señalado.
En cambio, los independentistas ofrecen "una gran interrogación" y "no saben explicar cuál va a ser la moneda o si estarán en la UE". Además, ha reprochado la crispación de la campaña con incidentes como el lanzamiento de un huevo contra el diputado laborista Jim Murphy o los insultos en un programa de BBC Radio Escocia. "Deberíamos ser capaces de discutir sin tirarnos nada", ha apuntado.
La última "encuesta de encuestas" publicada el 15 de agosto y elaborada a partir de seis estudios sitúa el apoyo al 'Sí' a la independencia en el 43 por ciento, frente al 47 por ciento que secundaría el 'No', sin contar con los indecisos, más del 10 por ciento.
El último sondeo es el del 'Daily Mail', que esta semana pronosticaba apenas seis puntos de margen del 'No' sobre el 'Sí' y con mucha gente aún indecisa.