Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Canadá sostiene que se tomará su tiempo para determinar cómo se llevará a cabo la intervención en Irak

El ministro de Defensa canadiense, Harjit Sajjan, ha afirmado que su Gobierno se tomará cierto tiempo para determinar la nueva forma en que Canadá intervendrá en Irak, con el objetivo de no repetir los errores cometidos por la coalición en la guerra de Afganistán.
Sajjan ha abogado por un enfoque considerado, dando a entender que la ausencia de reflexión significó, tal y como asegura Radio Canada, que la bien intencionada ayuda al desarrollo para Afganistán acabara finalmente alimentando la corrupción y la inestabilidad en el país.
El Gobierno de Justin Trudeau se encuentra bajo una presión cada vez mayor para que ofrezca detalles sobre qué tipo de participación tendrá Canadá en la guerra contra el autodenominado Estado Islámico una vez que hayan vuelto al país sus CF-18, unos cazas polivalentes desplegados en la región y que Trudeau se comprometió a retirar antes de ganar las elecciones.
IMPACIENCIA, DENTRO Y FUERA
El secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, expresó su impaciencia este viernes al decir que está esperando que Canadá anuncie qué papel jugará en la coalición internacional.
"Estoy completamente seguro de que el primer ministro y su equipo de seguridad están trabajando para ver formas para continuar con su significativa contribución" a la coalición, ha afirmado Kerry a la prensa después de reunirse con sus homólogos de Canadá y México en la ciudad de Quebec.
Esta impaciencia también ha crecido dentro del país, donde los diplomáticos han estado ejerciendo presión sobre el ministro de Defensa para que éste proponga una postura clara.
Trudeau se ha comprometido a llevar a cabo una misión de formación más robusta, pero el ministro de Exteriores, Stéphane Dion, ha advertido esta semana de que Canadá no será capaz de responder a todas las peticiones de sus aliados, punto de vista que comparte con Sajjan.
En este sentido, el titular de la cartera de Defensa ha repelido cortésmente las críticas, asegurando que es necesario un enfoque bien reflexionado, ya que estas decisiones pueden tener consecuencias inesperadas.