Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Candidatos a la Presidencia de Chad presentan un recurso de anulación de los resultados electorales

Un total de seis candidatos a la Presidencia de Chad han presentado un recurso de anulación de los resultados electorales, después de que la comisión diera la victoria en la primera vuelta al actual mandatario, Idriss Déby.
Los candidatos han asegurado que los resultados recabados por sus equipos muestran unas cifras que llevarían a la celebración de una segunda vuelta, según ha informado la emisora Radio France Internationale.
"Partiendo de la hipótesis de que Déby ganó el cien por cien de los votos en el extranjero y en trece regiones en las que tiene un domino completo, que representan el 35,62 por ciento del electorado, y con una tasa de participación del cien por cien, sólo habría obtenido el 45,72 por ciento (de los votos)", ha dicho Brice Guedmbaye Mbaimon, candidato del Movimiento de Patriotas Chadianos por la República.
Sin embargo, el Gobierno del país africano ha recalcado que "las especulaciones formuladas por los candidatos están más allá del marco legal de las operaciones electorales en Chad".
Déby logró la reelección para un quinto mandato tras hacerse con el 61,5 por ciento de los votos en la primera vuelta de las elecciones celebradas el 10 de abril, según datos de la comisión electoral.
El mandatario se enfrentó en los comicios a trece oponentes, entre ellos Salé Kebzabo, el principal líder opositor --que obtuvo el 12,8 por ciento de los respaldos--. Déby, sin embargo, tenía de su parte el control total que ejerce sobre los medios de comunicación públicos y las instituciones del Estado.
Chad ha incrementado su estatus internacional en los últimos años como principal línea de defensa de Occidente a la hora de combatir las milicias islamistas de la región. Este impulso militar supone el pilar de la campaña electoral de Déby, que está calando profundamente entre la población.