Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Capriles pide apoyo a Macri para lograr el revocatorio contra Nicolás Maduro

El líder opositor venezolano Henrique Capriles ha visitado este lunes al presidente de Argentina, Mauricio Macri, al que le ha pedido apoyo para ejercer presión y que así "se respete la Constitución" y se consiga llevar a cabo el referéndum revocatorio contra el presidente, Nicolás Maduro, antes de que se llegue a la mitad de su mandato.
Durante poco más de media hora, el gobernador de Miranda y el presidente argentino dialogaron sobre la situación de Venezuela, además de temas regionales, antes de que el venezolano tomara un avión para reunirse con el presidente interino de Brasil, Michel Temer, en una gira con la que pretende ganar apoyos para su causa.
Mientras estaba ante la prensa, un grupo de argentinos ha comenzado a gritarle, acusándolo de "golpista", y denunciando que el venezolano visitaba Argentina para anticipar a Macri un golpe de estado contra Maduro.
"Queremos comunicar directamente lo que estamos viviendo en nuestra Venezuela, con la peor crisis de nuestra historia, con falta de comida, medicamentos y todo tipo de insumos", ha lamentado Capriles, quien se dirigió a los que le gritaban, a los que invitó a visitar su país.
"Nosotros queremos que en Venezuela haya una solución constitucional y le pedimos a Argentina, como al resto de nuestros hermanos latinoamericanos, que se planten firmes en las instancias internacionales para que se respete la constitución de la República Bolivariana de Venezuela", ha insistido, según declaraciones recogidas por la agencia argentina Télam.
En su intervención, el gobernador de Miranda ha recordado que la oposición está "unida" y ha insistido, en línea con lo pronunciado durante los últimos días, en que no hay "ningún motivo" para que el revocatorio se celebre el año que viene.
La fecha en la que se celebre el referéndum resulta clave para el devenir de Venezuela, ya que si la consulta se realiza después del 10 de enero de 2017, la hipotética caída de Maduro no se traduciría en nuevos comicios sino que el vicepresidente asumiría el cargo.
En caso de celebrarse durante este año, una potencial derrota de Maduro supondría la celebración de elecciones presidenciales inmediatas.