Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Castro insta a no renunciar la los principios de la Revolución

Raúl Castro pronuncia un discurso para conmemorar el 50 aniversario de la revolución. Video: Informativos Telecincotelecinco.es
"Hoy la revolución es más fuerte que nunca y jamás ha cedido un milímetro en sus principios ni en los momentos más difíciles", ha dicho en una plaza rodeada de pantallas y grandes carteles con imágenes del ex presidente Fidel Castro y de motivos relacionados con el triunfo revolucionario.
Ha rendido homenaje al líder cubano del que ha dicho: "un individuo no hace la historia, lo sabemos, pero hay hombres imprescindibles capaces de decidir en su curso de forma decisiva, Fidel es uno de ellos, nadie lo duda ni aún sus enemigos más acérrimos".
Con una enorme bandera cubana amarrada de extremo a extremo del edificio del ayuntamiento a sus espaldas, el presidente cubano subrayó que la dirección histórica de la revolución debe "preparar las nuevas generaciones para asumir la enorme responsabilidad de continuar adelante con el proceso revolucionario".
Ha afirmado que ellas no deben olvidar que "ésta es la revolución de los humildes, por los humildes y para los humildes" y les ha pedido que "no se reblandezcan con los cantos de sirena del enemigo y tengan conciencia de que por su esencia nunca dejará de ser agresivo, dominante y traicionero".
En el acto, en que fue presentado un vídeo con fragmentos de discursos de Fidel Castro durante estos 50 años, Raúl Castro hizo un repaso de la historia de Cuba y señaló que la victoria de la revolución fue el legado del movimiento de independencia mambí en el siglo XIX.
Acusa a EEUU de fomentar crímenes
Ha asegurado que la revolución fue un "justiciero cataclismo social" y que "una tras otra, todas las administraciones norteamericanas no han cesado de intentar forzar un cambio de régimen en Cuba empleando una u otra vía con mayor o menor agresividad".
Acusó a Washington de haber fomentado y apoyado "crímenes" en su "tozudo empeño de apagar a cualquier precio la luz de justicia y decoro que significó la alborada del primero de enero".     LA