Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cerca de 300 soldados británicos que sirvieron en Irak ya están siendo investigados por crímenes de guerra

Los investigadores han contactado con cerca de 300 miembros del Ejército británico que sirvieron durante la guerra de Irak por diferentes acusaciones relacionadas con crímenes de guerra, según han informado las autoridades. Algunos de ellos incluso han sido interrogados en la puerta de sus propias casas, según informa el británico 'The Guardian'.
El Equipo de Acusaciones Históricas en Irak (IHAT, por su siglas en inglés), la unidad establecida por el Ministerio británico de Defensa para investigar las acusaciones de tortura y de asesinatos ilegales en suelo iraquí, ha afirmado haber contactado a través de cartas con los veteranos tan sólo una semana después de haber anunciado que los soldados podrían ser procesados por lo penal.
En algunos casos, ha asegurado la IHAT, las misivas se han entregado en mano, y sus investigadores han tenido la oportunidad de "hacer algunas preguntas", en la medida de lo posible. En un comunicado difundido el viernes, la IHAT ha defendido sus medidas, asegurando que sus investigadores han llevado a cabo "prácticas policiales" habituales.
"Es una práctica policial estándar enviar cartas como medio para contactar con posibles testigos", han asegurado. "A veces, las cartas se entregan en mano y puede ser que, si hay un posible testigo en la vivienda, el investigador tenga la oportunidad de hacer algunas preguntas", ha añadido.
"Pero una vez más, esto es una práctica policial estándar. En esta situación no hay obligación de responder a las preguntas", ha explicado una portavoz de la IHAT en el comunicado.
Los documentos, en los que se les explica que están involucrados en algún tipo de incidente bajo investigación, se han entregado a 280 veteranos.
El número de denuncias presentadas por malos tratos o asesinatos ilegales perpetrados por las fuerzas británicas en Irak entre 2003 y 2009 ha aumentado en diez veces desde que se estableció el IHAT. En 2010 eran 152 víctimas las que habían presentado denuncia; actualmente, son más de 1.500, según la última actualización de datos.
"Durante los próximos 12 ó 18 meses, revisaremos todas las denuncias para entender mejor el contexto y entonces creo que podemos decir su 2019 es una fecha realista" para concluir las investigaciones", ha afirmado Mark Warwick, exdetective de la Policía y ahora responsable del IHAT.
Este viernes, el diario británico 'The Independent' publicaba, una semana después de entrevistar a Warwick, que más de 50 muertes en suelo iraquí estaban ya siendo investigadas, investigación que ha sido definida por jefes de la Policía y varios diputados como una "despreciable caza de brujas".