Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los soldados de Chad integrados en la MISCA abandonan RCA, según RFI

Los soldados chadianos integrados en el contingente de la misión de paz de la Unión Africana en República Centroafricana (MISCA) han abandonado este domingo el país, según ha informado la emisora Radio France Internationale.
La retirada ha tenido lugar después de que el Gobierno de Chad anunciara el 3 de abril que retiraría a sus soldados ante las críticas contra ellos, a los que la mayoría cristiana del país ha acusado de apoyar a los rebeldes de Séléka, principalmente musulmanes.
"A pesar de los sacrificios realizados, Chad y los chadianos son objeto de una campaña gratuita y malintencionada que busca hacerles responsables de todos los males que padece República Centroafricana", lamentó a través de un comunicado.
"Ante las acusaciones repetidas, Chad (...) decide la retirada del contingente chadiano de la MISCA", precisó el texto, que aclaró que se informó de la decisión tanto a la presidenta centroafricana, Catherine Samba-Panza, como a la Unión Africana (UA) y al secretario general de la ONU, Ban Ki Moon.
Apenas un día después del anuncio, el Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos denunció que un grupo de soldados chadianos mató a 30 civiles e hirió de gravedad a otros 300 durante un ataque indiscriminado contra un mercado el pasado 29 de marzo en Bangui.
El Consejo de Seguridad de la ONU autorizó el jueves el despliegue de una fuerza de paz de Naciones Unidas de 11.800 efectivos para RCA, en un intento por contener la violencia entre milicianos cristianos y antiguos rebeldes musulmanes.
El texto aprobado contempla el envío de esta 10.000 militares, 1.800 policías y 20 guardias de prisiones. La MINUSCA --nombre formal de la misión-- asumirá la responsabilidad de la seguridad de manos de las fuerzas de la UA, compuesta por 5.600 efectivos.
BALANCE DE LA SITUACIÓN
La ONU ha cifrado en miles el número de muertos y en 2,2 millones --alrededor de la mitad de la población-- el número de personas que necesitan ayuda humanitaria desde el inicio en diciembre de 2012 del conflicto tras el levantamiento armado de la guerrilla Séléka.
Además, más de 650.000 personas son desplazados internos, mientras que más de 290.000 han huido a los países vecinos buscando refugiarse lejos del conflicto, que ha tomado un cariz crecientemente sectario con la toma de las armas por parte de las milicias cristianas.
Como consecuencia de ello, alrededor de 15.000 musulmanes se encuentran atrapados en la capital, Bangui, y otros puntos del norte, el noroeste y el sur del país, protegidos por las fuerzas internacionales, pero en una situación aún así peligrosa.
"Los 'anti balaka', que surgieron como una reacción a las actitudes depredadoras de Séléka, se están metamorfoseando en bandas criminales que, además de seguir persiguiendo a los musulmanes, están comenzando a atacar a otros cristianos y no musulmanes", advirtió a finales de marzo la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Navi Pillay.
En sus declaraciones, Pillay elertó de la existencia de casos de decapitaciones de niños, violaciones y actos de canibalismo en el marco del conflicto desatado en RCA, antes de subrayar que "el odio intercomunitario sigue a un nivel aterrador" en el país.
"RCA se ha convertido en un país en el que la gente no es sólo asesinada, es torturada, mutilada, quemada y desmembrada, en ocasiones por turbas espontáneas, así como por grupos organizados de combatientes armados", manifestó.