Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Chávez advierte de que hay que acostumbrarse al alto precio del petróleo

Chávez, en Brasilia, donde participa en la cumbre extraordinaria de la Unión de Naciones Suramericanas. Foto: EFEtelecinco.es
Chávez ha explicado que con el fin de "las agresiones y las amenazas" de Estados Unidos contra su país, Irán, Rusia, China y otras naciones, el precio del crudo podría estabilizarse, pero ha remarcado que "el imperio norteamericano tiene la sed del conde Drácula cuando ha deambulado sin chupar sangre".
Estados Unidos y otros países desarrollados "deben pagar el precio del mercado", ha subrayado y ha exhortado a los países petroleros a subsidiar el energético requerido por naciones sin mayores recursos.
En ese sentido, ha recordado que recientemente propuso a la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) "que nos encarguemos de los cincuenta países más pobres del mundo", que en conjunto no consumen más de 700.000 barriles diarios, frente a los 21 millones o 22 millones en el que ha cifrado el consumo estadounidense.

Sin límites
"No podemos hablar de límites. Podíamos hablar de límites cuando Venezuela propuso aquella banda de precios (con un piso de 22 dólares por barril y un techo de 28 dólares), que estuvo funcionando bien hasta que la invasión a Irak la pulverizó", ha señalado Chávez a su llegada a un evento en un canal de televisión brasileño.
Chávez considera que no hay peligro de crisis como la de la década de los 70 porque, cree, que los países desarrollados ya han asimilado el impacto. "La economía mundial tiene que asimilar ese precio, así como nosotros, nuestras economías, tenemos que asimilar los altos precios de las maquinarias agrícolas, de los equipos médicos y de las medicinas", ha apuntado. "Ellos tienen que ver su modelo consumista", ha declarado en aparente alusión a las altas tasas de consumo de energía en los países ricos.
KOD