Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Chávez cierra la "macabra" exposición de cadáveres

La exposición de cadáveres disecados se ha encontrado con un obstáculo en su camino. El presidente venezolano ha ordenado cerrar  "Bodies Revealed"  en Caracas porque la considera "un signo de la inmensa descomposición moral que sacude a este planeta". La polémica exhibición ha recorrido más de 30 países y muestra 13 cuerpos y 219 órganos.
Hugo Chávez se ha negado a que "Bodies Revealed" tenga lugar en su país, puesto que la considera una "barbarie" y "macabra". De esta manera, la exposición de cadáveres disecados ha sido clausurada esta semana en Caracas por orden administrativa por presuntas irregularidades aduaneras.
La presentación de restos humanos son "un signo de la inmensa descomposición moral", declaró el presidente venezolano. Además, no concibe que "la gente pague para ver un cuerpo humano, un cadáver". Por esto, la exposición, que muestra 13 cuerpos y 219 órganos, no podrá instalarse en Caracas.
Las autoridades tributarias van a realizar un "control aduanero" para extraer muestras de los tejidos expuestos y corroborar si son partes humanas reales y no de plástico, como se había declarado anteriormente. José David Cabello, superintendente de Seniat, ha declarado a la prensa local que si son cuerpos reales el caso pasaría a la Fiscalía "porque habría que determinar bajo qué condiciones ellos están cargando los cadáveres".
Los caraqueños no podrán unirse a los 15 millones de personas que ya han visto esta exhibición."Bodies Revealed" ha recorrido 36 países y muestra cadáveres y órganos humanos disecados mediante un proceso de polimerización. Pero la exposición no sólo ha causado polémica en Venezuela, sino que en Estados Unidos fue clausurada el pasado año por que las autoridades locales no encontraron la documentación suficiente sobre el origen de los cadáveres.