Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Chile considera que el fallo de la CIJ "carece de fundamento"

El representante chileno ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ), Alberto Van Klaveren, ha lamentado la decisión del tribunal sobre la demarcación de la frontera marítima que separa las aguas territoriales de Perú y de Chile y ha asegurado que ésta "carece de fundamento".
Van Klaveren Sort ha realizado estas declaraciones al término de la lectura del fallo que ratifica la actual frontera marítima entre Chile y Perú en las 80 primeras millas en paralelo desde la costa. La decisión de la CIJ concede nueva soberanía a Perú trazando una nueva línea fronteriza oblicua en dirección suroeste desde que terminan estas 80 millas hasta el límite de las aguas territoriales, a 200 millas de la costa.
"El paralelo que pasa por el Hito 1 salvaguarda derechos esenciales", ha dicho el agente chileno, que además ha explicado que la línea equidistante le da derechos económicos exclusivos a Perú, pero no impide que Chile, por ejemplo, "haga sobrevuelos por la zona que va más allá de las 80 millas", según ha informado el diario peruano 'Perú 21'.
El representante de Chile ha concluido señalando que, una vez escuchada la decisión del alto tribunal, se dirigirá "de inmediato a Chile" para entregar el fallo que ha recibido.
El fallo ha sido leído en su totalidad por el presidente de la CIJ, Peter Tomka, desde las 15.00 horas (hora de La Haya) y en él se recoge que las declaraciones de 1947 "no son concluyentes", pero que el tratado de 1954, que Perú considera un mero acuerdo pesquero sin implicaciones de soberanía, es "vinculante". La sentencia, que ha sido aprobada con 15 votos a favor y uno en contra, es inapelable.