Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

China dice que la "fe ciega" en las sanciones a Corea del Norte es "irresponsable"

El ministro de Exteriores de China, Wang Yi, ha asegurado este martes que la "fe ciega" en las sanciones y la presión sobre Corea del Norte para solucionar al conflicto sería "irresponsable", al tiempo que ha recalcado que Pekín "tiene la responsabilidad y la capacidad" de aplicar dichas sanciones.
"Para resolver el problema en la península (coreana), tenemos que adoptar una postura a múltiples niveles y aplicar la medicina correcta. La fe ciega en las sanciones y la presión sería irresponsable para el futuro de la península", ha valorado.
En este sentido, Wang ha apuntado que "China ha presentado una propuesta para continuar con las vías paralelas para la desnuclearización de la península y la sustitución del acuerdo de armisticio con un tratado de paz".
Por ello, ha pedido a las partes que "actúen con razón y moderación" y que "eviten agravar las tensiones", reconociendo que Pekín "no se va a sentar y mirar la destrucción de la estabilidad de la península (...) ni los daños a los intereses de seguridad del país".
Wang ha explicado que las tensiones en la zona "han crecido" y que la situación "es ligeramente explosiva". "Si las tensiones empeoran o se salen de control, sería un desastre para todas las partes", ha valorado, según ha informado la agencia china de noticias Xinhua.
En este sentido, ha asegurado que China "adoptará una actitud objetiva e imparcial" en la aplicación de la resolución 2270 del Consejo de Seguridad de la ONU, recordando que "no sólo contiene sanciones, sino que reitera el apoyo para las conversaciones a seis bandas".
"China opina que la resolución 2270 debe ser aplicada en su totalidad. Las sanciones son sólo medios necesarios, mantener la estabilidad es la principal prioridad, y sólo la negociación puede dar una solución fundamental", ha recalcado.
Por ello, ha insistido en que "la desnuclearización es el objetivo de la comunidad internacional, y reemplazar el armisticio (por un tratado de paz) es una preocupación razonable para Corea del Norte".
"Ambas pueden ser negociadas en paralelo, aplicadas por pasos y resueltas con referencias a cada una de ellas. Eso sería una solución igualitaria, razonable y sobre la que se podría trabajar", ha remachado.
LAS ÚLTIMAS AMENAZAS DE PYONGYANG
Las palabras de Wang han llegado apenas un día después de que Corea del Norte amenazara con lanzar una "ofensiva militar general" en respuesta a las maniobras militares conjuntas de Corea del Sur y Estados Unidos.
"Si apretamos ahora mismo el botón de lanzamiento, los proyectiles lanzados convertirán en un santiamén a las bases principales de provocación en un mar de fuego y en cenizas", dijo la Comisión Nacional de Defensa norcoreana.
Corea del Sur y Estados Unidos iniciaron el lunes sus mayores maniobras militares conjuntas de la historia, centradas principalmente en mejorar las capacidades para lanzar ataques de precisión contra objetivos norcoreanos en caso de conflicto.
En las maniobras participan alrededor de 17.000 soldados estadounidenses y cerca de 30.000 militares surcoreanos, lo que supone el doble de la cifra de 2015.
Las maniobras, conocidas como 'Key Resolve' y 'Foal Eagle', arrancaron en un clima de tensión en la península tras los ensayos nuclear y balístico por parte de Corea del Norte y la aprobación de nuevas sanciones contra el país por parte del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.
Corea del Norte justifica su escalada nuclear y militar por la necesidad de defenderse de lo que considera movimientos provocadores de Corea del Sur y Estados Unidos.
Las dos Coreas siguen técnicamente en guerra porque solamente firmaron un armisticio para cesar indefinidamente las hostilidades después de enfrentarse entre 1950 y 1953.