Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cientos de efectivos combaten los intensos fuegos declarados en Serbia

Cientos de soldados, policías y bomberos combaten a estas horas los incendios que amenazan numerosas localidades del suroeste de Serbia a la espera de que se cumplan las previsiones de lluvia, que facilitará las tareas de extinción.
Los servicios de Emergencia, con el respaldo del Ejército y aviones rusos, han conseguido contener los fuegos cerca de la ciudad de Cacak pero todavía hay incendios sin controlar en otras partes del país, y en las vecinas Bosnia y Macedonia, alimentados por las altas temperaturas que en ocasiones han rebasado con creces los 40 grados.
"Los fuegos cerca de Cacak están bajo control. Permaneceremos vigilantes pero nuestra atención se centra ahora en la montaña de Tara, donde la situación es crítica", declaró el director del Departamento de Emergencias del Ministerio del Interior, Predrag Maric.
Rusia envió ayer un Beriev Be-200, con capacidad para 12 toneladas de agua y hoy un Ilyushhin 76, con capacidad para 42 toneladas para ayudar a los servicios de emergencia serbios, casi desbordados.
Las predicciones apuntan a lluvias para hoy, "pero si esto sigue así los próximos días, va a ser difícil", declaró el ministro de Defensa, Aleksandar Vucic.