Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cierran los colegios electorales en Níger tras una jornada con escasos incidentes

Los colegios electorales de Níger han cerrado sus puertas en la noche de este domingo tras una jornada marcada por los retrasos en la apertura de algunos de ellos a causa de la falta de material electoral o la ausencia de los miembros de la mesa electoral.
"Los retrasos se han debido a la falta de materiales, pero en lo tocante a la seguridad, todo va muy bien. Hemos operado con calma, con tranquilidad", ha dicho Bachir Amadou, presidente de uno de los colegios electorales.
Sin embargo, la Comisión Electoral Nacional Independiente (CENI) ha asegurado que sólo afectan a una parte "ínfima" de los colegios electorales del país, tal y como ha recogido la emisora Radio France Internationale. Por el momento, el organismo no ha facilitado una tasa de participación.
El principal favorito para hacerse con la victoria es el presidente, Mahmadou Issofou, quien busca revalidar su cargo para un segundo mandato aupado en su compromiso para luchar contra las milicias islamistas y contra la secta nigeriana Boko Haram, que actúa asiduamente en el país.
Issofou se enfrenta a 14 candidatos y a críticas por ordenar el encarcelamiento del líder opositor Hama Amadú por tráfico de niños (cargos, según los defensores de Amadú, presentados por motivos políticos).
A pesar de que hoy también se celebran elecciones legislativas, la importancia de la figura del presidente en este actual contexto de violencia ha puesto los comicios presidenciales por delante en lo que atención se refiere. Si ninguno de los candidatos consigue la victoria directa, será necesaria una segunda vuelta, cuya fecha todavía no se ha concretado.
Las últimas presidenciales se celebraron en 2011, un año después del golpe de Estado que derrocó al entonces dirigente Mamadou Tandja. En estos comicios, que terminaron en marzo, Issoufou se hizo con el 58 por ciento del voto, frente al 42 por ciento de su máximo rival, Seyni Oumarou, que también comparece a estos comicios.