Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Clinton descansa ya en su casa de Nueva York

El ex presidente de Estados Unidos Bill Clinton ha salido por su propio pie del Hospital Presbiteriano de Nueva York donde ha sido intervenido de urgencia en el corazón y se encuentra ya en su casa del mismo Estado.
Clinton, de 63 años, está descansando ya en su casa de Chappaqua, a unos 60 kilómetros de Manhattan, en compañía de su hija Chelsea, y de su esposa, la secretaria de Estado, Hillary Clinton, tras serle colocadas dos mallas coronarias en una arteria, después de tener durante varios días dolores en el pecho.
"El presidente espera volver al trabajo en la Fundación en los próximos días y seguir con los esfuerzos por ayudar a Haití", dijo su asesor Douglas Band, mediante un comunicado de prensa, en el que también señaló que su estado de salud es "excelente".
El ex presidente del Comité Nacional del Partido Demócrata (DNC), Terry McAuliffe, dijo a la cadena de televisión CBS que el ex presidente de EEUU había salido a primera hora de la mañana del hospital y que creía que pronto comenzaría a trabajar.
"Ya conocen al presidente Clinton, va a estar colgado del teléfono, llamando a la gente para pedir más ayuda para Haití y para ver dónde puede conseguir más camiones para llevar alimentos o generadores", dijo McAuliffe.
El doctor Alan Schwartz, cardiólogo de Clinton y quien le practicó ese procedimiento quirúrgico, señaló que el pronóstico de su paciente era "excelente" y que, de seguir así, podría volver a su actividad normal desde el próximo lunes.
Una operación después de sufrir molestias
Clinton, de 63 años, ha sido operado en el hospital Presbiteriano de Nueva York, adonde acudió después de sufrir molestias en el pecho, informó su asesor Douglas Band, mediante un comunicado de prensa de la fundación que lleva su nombre. El ex presidente Clinton "está animado y seguirá centrado en el trabajo de su Fundación y en el apoyo a Haití y la recuperación de ese país a largo plazo", aseguró Band.  El doctor Alan Schwartz, que le ha atendido en el hospital Presbiteriano de Manhattan, ha comunicado que "no ha habido indicio alguno" de que el ex presidente de Estados Unidos sufriera un ataque de corazón.
El cardiólogo ha precisado que Clinton, de 63 años, acudió a su consulta porque sufría de dolores repetitivos en el pecho desde hacía varios días, y que tras una revisión decidió la intervención quirúrgica, que duró algo más de una hora. Schwartz ha explicado que "uno de los cuatro "bypass" que el ex mandatario tiene implantado desde el 2004 estaba completamente bloqueado, y por eso tenía esos síntomas".
Enfermedad crónica
El médico también ha aclarado que la situación que presentaba el ex mandatario estadounidense "no está relacionada con nada que haya hecho. Es una enfermedad crónica, que se puede tratar con medicamentos". Agregó que su condición física le ha permitido seguir con los ejercicios físicos y la dieta que llevaba. CGS