Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Colombia desbarata un plan de las FARC para atentar contra Uribe

Imagen de archivo del presidente Uribe (centro) haciendo footing. Foto: EFEtelecinco.es
La Dirección General de Seguridad (DAS) ha revelado en un comunicado el hallazgo de unos 121 kilos de explosivos en un taxi en la zona, cuyo conductor ha sido detenido acusado formalmente de un delito de terrorismo, y se encuentra en arresto domiciliario.
El comunicado recoge que "Los explosivos habrían sido usados por el Frente 21 de las FARC y la Compañía Cajamarca contra el presidente Uribe (...) en represalia por las operaciones militares en la zona contra Guillermo León Sáenz, alias Alfonso Cano". El coche-bomba habría sido detonado por control remoto.
El taxista ha declarado que "un señor de aproximadamente 58 años, llamado Antonio Ramírez", se puso en contacto con él "para que le hiciera una carrera a la vereda Chucuní. Me pagó 15.000 pesos [unos cinco euros] por ese servicio". Poco después le llamó para un segundo servicio.
El desconocido explicó al taxista que las cajas contenían semillas de engorde y que le pagaría 50.000 pesos (18,50 euros) por la nueva carrera. El taxista aceptó y,  una vez recibido el paquete, se encaminó a recoger su taxi y fue en ese momento cuendo los "detectives" lo detuvieron.     LA