Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Condenado a 40 años de cárcel en Colombia por pagar para que atacaran con ácido a su ex pareja

Un tribunal de Bogotá ha condenado a un hombre a 40 años de prisión por pagar para que atacaran con ácido a su ex pareja en la primera sentencia en Colombia que relaciona este tipo de agresiones con el delito de tortura.
Édgar Pinto Valbuena pagó a una mujer sin techo para atacar con ácido a su compañera sentimental. El ataque dejó a la víctima graves deformaciones en su rostro y lesiones permanentes en otras partes de su cuerpo, ha informado el diario colombiano 'El Espectador'.
Según la Fiscalía, el agresor maltrató física y psicológicamente a la víctima, de origen indígena, durante los cinco años de relación. El maltrato se agravó cuando la mujer se quedó embarazada, ya que ella se negaba a abortar, tal y como le pedía el agresor.
Cuando la víctima dio a luz, el maltratador la golpeó y la encerró en un cuarto sin recibir alimento o abrigo. Además, fue sometida a abusos sexuales de todo tipo y humillaciones que, según el relato de la víctima, el agresor atribuía a su condición de indígena.
Además, el ahora condenado huía frecuentemente con el menor de edad, apartándolo de la madre durante semanas. En estas escapadas la llamaba y la amenazaba con entregar al niño a los servicios sociales.
En esas llamadas el maltratador le decía a la mujer que si lo abandonaba le iba dejar un "regalito que nunca olvidaría". En todos esos meses también demostró un absoluto desinterés por el bienestar de su hijo puesto que no daba dinero para su alimentación.
Tras cinco años de vejaciones, la mujer se marchó con su hijo para buscar un futuro mejor hasta el 27 de noviembre de 2010, cuando él la encontró en una calle de Bogotá y la apuñaló varias veces después de que se negara a volver con él.
Después de esta agresión, el hombre planeó un ataque con ácido a su ex pareja que tendría lugar el 24 de diciembre en Bogotá. Las secuelas que quedaron en el rostro de la víctima son permanentes.
El agresor, que ya se encontraba detenido, ha sido condenado por su responsabilidad en los delitos de tortura en concurso con lesiones personales agravadas por razones de género y tentativa de homicidio.
En enero Colombia aprobó la ley Natalia Ponce, que lleva el nombre de una superviviente de un ataque de ácido y endurece las sanciones por este tipo de ataques a mujeres con penas de hasta 50 años de cárcel.