Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Condenas de 20 a 29 años de prisión por la muerte de 49 menores en el incendio de una guardería en Sonora

Un juez federal ha impuesto condena de entre 20 y 29 años de prisión para funcionarios municipales, estatales y responsables de la Guardería ABC de la localidad de Hermosillo, en la que murieron 49 menores cuando se incendió el 5 de junio de 2009.
El juez considera penalmente responsables de estas muertes a la jefa del Departamento de Guarderías dependientes de la Dirección de Prestaciones Económicas y Sociales del Instituto Mexicano del Seguro Social, Noemí López Sánchez, (29 años de prisión); el delegado estatal en Sonora del Instituto Mexicano del Seguro Social, Arturo Leyva Lizárraga; la representante legal de la guardería y al secretario del consejo de administración de la Guardería ABC, Sociedad Civil, con una pena de 28 años de prisión.
También ha sido condenado el director de Protección Civil de la Secretaría del Ayuntamiento de Hermosillo, Roberto Copado; el director de Bomberos de Hermosillo, Martín Lugo Portillo; el jefe de Departamento adscrito a la Dirección de Bomberos y el director de Inspección y Vigilancia del Ayuntamiento de Hermosillo, Jesús Davis Osuna, todos ellos con una pena de prisión que fijó el juez de 28 años.
Igualmente han sido condenados el titular de la Unidad Estatal de Protección Civil (28 años de prisión), los empleados del área de Control Vehicular y de la Agencia Fiscal, el director general de Recaudación y el subdirector de Control Vehicular, todos dependientes de la Secretaría de Hacienda del Gobierno del Estado de Sonora (20 años de prisión).
El incendio en la guardería ocurrió el 5 de junio de 2009 en Hermosillo en una bodega contigua propiedad de la Secretaría de Hacienda. En cuestión de minutos se consumieron las instalaciones de la guardería subrogada del IMSS a particulares.