Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Consejo de Seguridad se opone a una "intervención externa" en Sudán del Sur

El alto organismo de Naciones Unidas pide a Kiir la liberación de los políticos y a Machar el cese de las hostilidades
El Consejo de Seguridad de la ONU, se ha opuesto "enérgicamente" este viernes a una "intervención externa" en Sudán del Sur para tratar de poner fin a la violencia entre las fuerzas de seguridad gubernamentales y las milicias opositoras.
"Los miembros del Consejo de Seguridad también han disuadido enérgicamente una intervención externa que podría exacerbar las tensiones militares y políticas", señala el el presidente de turno del organismo, el embajador permanente de Jordania ante la ONU, Raad Zeid al Huseín.
En su defecto, reitera su respaldo a la labor de la misión de la ONU en Sudán del Sur (UNMISS) y urge el aumento del contingente en el país africano, aprobado el pasado año por el Consejo de Seguridad, y condena todo ataque contra los efectivos de este cuerpo.
"Condenamos los incidentes de obstrucción a las operaciones de la UNMISS, incluidas las (lanzadas por) tierra, aire o agua, y reitera una vez más su demanda para que dichos hechos no vuelvan a repetirse y que todas las partes cooperen completamente con las operaciones de la UNMISS", apostilla.
MENSAJES A KIIR Y MACHAR
El Consejo de Seguridad reclama al Gobierno de Sudán del Sur la liberación de los líderes políticos detenidos y al exvicepresidente Riek Machar el cese de las hostilidades "sin condiciones previas" para crear una atmósfera de diálogo en el país más joven del mundo.
"Los miembros del Consejo de Seguridad hacen hincapié en su demanda para que el presidente Salva Kiir, el expresidente Riek Machar y otros líderes políticos demuestren su liderazgo político acordando inmediatamente el cese de las hostilidades y comenzando un diálogo más amplio", añade.
En este contexto, los miembros del Consejo de Seguridad demandan el "cese inmediato de los abusos y violaciones de todos los derechos fundamentales, y insta a que los responsables rindan cuentan".
Al respecto, el alto organismo de Naciones Unidas ensalza los "importantes esfuerzos" de la misión de la ONU en el país (UNMISS) para investigar y verificar dichas violaciones y abusos de los Derechos Humanos, así como la creación de una comisión de investigación a cargo de la Unión Africana (UA) y el Consejo de Seguridad de dicho órgano.
En la línea con los llamados realizados desde la UA, el Consejo de Seguridad de la ONU insiste a las dos partes en Sudán del Sur en que pongan fin a la violencia, protejan a la población civil --incluida a los extranjeros y el personal de Naciones Unidas--, garanticen la llegada de la ayuda humanitaria y la seguridad de las infraestructuras clave para la economía nacional, entre ellas, las instalaciones petrolíferas.