Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Consejo de Seguridad pide la liberación del embajador jordano en Libia tras su secuestro en Trípoli

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas ha condenado "firmemente" este martes el secuestro del embajador de Jordania en Libia, Fawaz al Itan, tras un ataque contra su vehículo en Trípoli, y han solicitado su "inmediata liberación".
"Los países miembro del Consejo de Seguridad expresan su gran preocupación por este ataque (...) y reafirman que este tipo de actos son injustificables, independientemente de sus motivaciones y de cuándo y por quién sean cometidos", ha indicado.
Asimismo, el organismo ha subrayado la necesidad de que los responsables del secuestro sean capturados y llevados ante la justicia y ha solicitado a las autoridades libias que protejan al personal consular y las propiedades diplomáticas.
Los secuestradores reclaman la liberación de un libio que está cumpliendo cadena perpetua en Jordania, según ha informado una fuente de seguridad.
Essam Baitelmel, miembro del equipo libio que investiga el secuestro, ha dicho que los captores reclaman la liberación de Mohamed Dersi y ha asegurado que el diplomático está ileso y en buen estado de salud.
El primer ministro jordano, Abdulá Ensur, ha indicado a los diputados en el Parlamento que Al Itan fue secuestrado de su coche cuando abandonaba su residencia.
"El Gobierno jordano considera responsables a los secuestradores de la seguridad del embajador y adoptará las medidas necesarias para proteger su vida y liberarle", ha añadido, sin entrar en detalles.
Los secuestros se han hecho frecuentes en Libia y los secuestradores a menudo raptan a responsables extranjeros. Desde principios de año, cinco diplomáticos egipcios, un diplomático tunecino y un responsable comercial surcoreano han sido secuestrados.
El frágil Gobierno interino ha sido incapaz de desarmar a los antiguos rebeldes y a los milicianos islamistas que lucharon en el levantamiento que depuso al dirigente libio, Muamar Gadafi, en 2011 y que han formado milicias armadas cada vez más violentas y poderosas.