Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Costa de Marfil declara la 'alerta roja' por terrorismo tras el atentado en Gran Bassam

Las autoridades de Costa de Marfil han anunciado este lunes que el país ha sido puesto en 'alerta roja' por terrorismo tras al atentado perpetrado el domingo por Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI) en Grand Bassam, que se saldó con la muerte de 15 civiles y tres militares.
Tras una reunión de urgencia celebrada por el Consejo de Seguridad Nacional y el Consejo de Ministros, el ministro del Interior, Hamed Bakayoko, ha detallado que la 'alerta roja' implicará que lugares como escuelas, hoteles, embajadas y centros comerciales verán aumentada su seguridad.
Por su parte, el presidente del país, Alassane Ouattara, ha recalcado que "Costa de Marfil no se dejará intimidar por los terroristas", recalcando que "no se permitirá que los terroristas frenen la marcha hacia el desarrollo".
Asimismo, ha afirmado que la seguridad será reforzada en todo el país, especialmente en la costa y las fronteras, reiterando que colaborará con sus aliados internacionales para hacer frente a la amenaza terrorista.
"Hemos puesto todo en marcha para garantizar la seguridad de todos los marfileños y de todos los que vienen a nuestro territorio", ha manifestado, pidiendo que "no se ceda ante el miedo", según ha informado la emisora Radio France Internationale.
El ataque fue perpetrado por hombres armados con fusiles de asalto kalashnikov en un complejo turístico frecuentado por occidentales en la localidad marfileña de Grand Bassam (sur).
Los terroristas atacaron hasta tres hoteles y se dieron posteriormente a la fuga dejando atrás granadas de mano y un par de cargadores, de acuerdo con las mismas fuentes.
La autoría del atentado ha sido reivindicada por AQMI, que ha especificado que en el ataque participaron tres milicianos. El grupo de estudios sobre terrorismo SITE ha corroborado la autenticidad del comunicado, pero una segunda organización yihadista, Al Murabitún, también habría reivindicado la autoría a través de otros medios.
El incidente parece seguir el patrón de otros ataques islamistas como los ocurridos hace dos meses en un hotel y una cafetería de Uagadugú, la capital de Burkina Faso, y que se cobraron las vidas de decenas de personas.