Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Davutoglu acusa al diario 'Cumhuriyet' de "espionaje contra el Estado" por sus informaciones

El primer ministro de Turquía, Ahmet Davutoglu, ha acusado este miércoles al diario 'Cumhuriyet' de "espionaje contra el Estado" por publicar informaciones sobre armas entregadas por los servicios de Inteligencia a grupos armados en Siria.
"Hay un problema de espionaje en las informaciones (del diario) sobre la Agencia Nacional de Inteligencia. El asunto es sobre la ayuda material enviada a los turcomanos, no sobre dos periodistas expresando su opinión", ha dicho.
Los dos periodistas, Can Dundar y Erdem Gul, trabajadores del diario 'Cumhuriyet', fueron puestos en libertad el 26 de febrero tras un auto que consideraba que no se respetaron sus derechos, después de 92 días en prisión.
"Claramente es un problema sobre una actividad contra la República de Turquía. Publicaron documentos, que debían ser secretos, para reavivar el asunto", ha valorado Davutoglu, según ha informado el diario local 'Hurriyet'.
"Pueden criticar nuestras políticas, pero si la seguridad estatal es el problema, sin importar en qué país se esté, la privacidad de la operación está garantizada. El objetivo de los que les dieron los documentos era obvia", ha recalcado.
Los dos hombres, que hasta ahora permanecían en prisión preventiva a la espera del juicio, cuyo comienzo está previsto para el 25 de marzo, fueron acusados de espionaje por publicar imágenes de un cargamento de armas enviado a Siria en camiones de los servicios secretos turcos y por ayudar intencionadamente a organizaciones terroristas.
Erdogan, que acusa al diario de formar parte de un plan para socavar el estatus global de Turquía, dijo el domingo que ni reconocía ni respetaba la sentencia del Constitucional y señaló que el caso no era sobre la libertad de prensa sino sobre espionaje.
Por otra parte, el grupo Reporteros sin Fronteras ha celebrado la decisión del tribunal y ha pedido que retiren los cargos de espionaje y de asistencia a una organización terrorista.