Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Davutoglu confirma la existencia de "informes sospechosos" sobre la desaparición de un periodista turco

El ministro de Exteriores de Turquía, Ahmet Davutoglu, ha confirmado este martes la existencia de "informes sospechosos" sobre la desaparición de un periodista turco, con quien se perdió el contacto tras su entrada al país árabe el lunes. Ese mismo día se dio por desaparecidos a un periodista libanés y otro árabe.
Este mismo martes, la cadena de televisión Al Hurra --con base en el estado de Virginia-- ha anunciado que no ha podido contactar con Cüneyt Ünal ni con su colega Bashar Fahmi --cuya nacionalidad no ha trascendido-- desde que entraron al país. Asimismo, el capitán rebelde Ahmed Ghazali ha señalado que ambos fueron capturados por fuerzas gubernamentales en la localidad de Alepo (norte).
"Estamos trabajando para reunir más información sobre su estado. La seguridad y bienestar de nuestros periodistas es nuestra máxima preocupación", ha dicho Al Hurra a través de un comunicado, recogido por el diario turco 'Today's Zaman'.
Pese a estas informaciones, Davutoglu ha declinado especificar si el periodistas desaparecido es Ünal. "Esperamos recibir buenas noticias respecto a este periodista, pero seguimos preocupados", ha valorad, al tiempo que ha señalado que los periodistas están siendo foco de ataques porque "muestran al mundo lo que pasa en Siria, lo que molesta al régimen".
También el lunes, el Observatorio Sirio de Derecho Humanos, con sede en Londres, informó sobre la muerte de la periodista es Mika Yamamoto, miembro del grupo 'freelance' Japan Press, a causa de las heridas que sufrió el pasado martes en la ciudad de Alepo cuando cubría los enfrentamientos entre fuerzas de seguridad y rebeldes en la localidad.
Al parecer, la periodista resultó herida en el distrito de Suleimaniya, que la semana pasada fue escenario de los enfrentamientos entre los rebeldes sirios y las fuerzas gubernamentales.