Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Decenas de cabezas humanas aparecen en un avión en Arkansas

El paquete estaba mal embalado y sin el etiquetado adecuado. Por eso el paquete con las decenas de cabezas no pudo llegar a su destinatario, ha explicado un portavoz de la compañía Southwest Airlines, Ashley Rogers. La empresa avisó a la policía el pasado 9 de junio, cuando se produjo el hallazgo. La noticia ha salido a la luz ahora cuando ha informado de ello la cadena NBC.
"Existe un mercado negro de partes humanas para la investigación científica. Queremos asegurarnos de que este embarque no forma parte de ese mercado negro", ha comentado Garland Camper, el juez que instruye el caso. "Estamos hablando de seres humanos. No voy a permitir el envío de un montón de cabezas por todo el país sin una verificación de que se han obtenido de manera legal", ha señalado Camper, quien declinó especificar el número exacto de las partes encontradas.
Según informó NBC, los documentos vinculados al embarque muestran que el paquete estaba destinado a la empresa Medtronic, de Fort Worth (Texas), que realiza investigaciones médicas, y que había sido consignado a ese destinatario por la empresa JLS Consulting, de Conway (Arkansas).
JLS Consulting es una compañía que organiza cursos médicos por hospitales y centros médicos, lo que implica el uso de cadáveres donados a la ciencia. Según Democrat-Gazette, Janice Hepler, directora de la empresa, están colaborando en la investigación.
"Esto ha tenido el efecto de una bola de nieve. El paquete no fue embalado y etiquetado correctamente. Nada más", ha indicado Hepler quien ha explicado que con frecuencia se embarcan partes humanas por vía aérea y que se les identifica como "material anatómico".