Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Decenas de refugiados sirios auxilian a las víctimas del enorme incendio de Fort McMurray (Canadá)

Decenas de refugiados sirios se han lanzado a auxiliar a las miles de víctimas del masivo incendio declarado en Fort McMurray (Canadá), guiados por un sentimiento de correspondencia después de que el país decidiera abrir sus puertas en un momento en el que los desplazados están atenazados por el cierre de las fronteras en Europa.
"No es fácil perderlo todo", explica al 'Calgary Herald' Rita Khanchet, llegada hace cinco meses desde Siria acompañada de su esposo y de su hijo pequeño. "Entendemos a la gente de Fort McMurray mejor que nadie en Canadá. Estamos en la misma situación", añade.
Khanchet decidió colgar una petición de ayuda en un grupo privado de Facebook para los refugiados sirios en Canadá. "Mi familia y yo queríamos hacer algo por esta gente. La sociedad canadiense nos ayudó cuando llegamos aquí. Los canadienses nos han dado todo. Y es hora de devolver el favor", escribió.
Su petición recibió un enorme respaldo, en particular cuando llegó a oídos del Grupo de Apoyo para los Refugiados Sirios, una ONG dedicada a facilitar la integración de la comunidad siria en Canadá y que se encargó de la coordinación del esfuerzo de ayuda.
"Todos los sirios están diciendo 'Estoy dispuesto a ayudar'", según la cofundadora del grupo, Saima Jamal. "Es asombroso cómo, a pesar de lo poco que tienen, entienden la idea de que una ciudad entera pueda perder su hogar. Es algo con lo que se identifican. Han pasado por ello", añade.