Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El ex jugador de baloncesto Dennis Rodman aclara que va a Pyongyang como "amigo" de Kim, no para liberar a Bae

El ex jugador de baloncesto estadounidense Dennis Rodman ha aclarado este miércoles que ha viajado a Corea del Norte como "amigo" de su líder, Kim Jong Un, no en una misión diplomática para conseguir la liberación del estadounidense Kenneth Bae.
"El objetivo de mi visita no es actuar como un diplomático, sino como amigo del jefe", ha dicho en alusión al líder norcoreano, a su llegada al aeropuerto de Pyongyang.
"Soy un deportista y sé que al jefe le encantan los deportes, sobre todo el baloncesto. Solo he venido para ver cómo están él y su familia", ha insistido, según ha informado la televisión china CCTV.
Rodman ha llegado hoy a Pyongyang en lo que él mismo ha definido como "una gira de baloncesto diplomático" de cinco días. Se trata de la segunda vez que va al régimen comunista. Ya estuvo el pasado mes de marzo, cuando fue fotografiado viendo un partido de baloncesto con Kim.
La visita de Rodman tiene lugar apenas una semana después de que el Gobierno de Kim cancelara la invitación extendida al enviado especial de Estados Unidos a Corea del Norte, Robert King, para visitar el país en busca de la liberación de Bae.
Estados Unidos recibió con "sorpresa y decepción" esta cancelación porque esperaba conseguir la liberación de Bae por razones humanitarias, ya que, según su hermana Terry Chung, su salud se ha deteriorado rápidamente y ha tenido que ser trasladado a un hospital.
A pesar de ello, la agencia de noticias surcoreana Yonhap ha revelado hoy que, de acuerdo con fuentes del Departamento de Estado, Estados Unidos todavía está dispuesto a enviar a King a por Bae, si el régimen comunista repite su invitación.
El pasado mes de abril, Bae fue condenado a 15 años de trabajos forzosos por "crímenes contra el Estado". Las autoridades norcoreanas aseguran que se hizo pasar por turista para reclutar gente y animarla a levantarse contra el Gobierno.
La Casa Blanca intenta solucionar estos casos con el viaje de alguna figura política de peso. En 2009, el ex presidente Bill Clinton ya gestionó la liberación de dos periodistas estadounidenses apresados en Corea del Norte.