Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Denuncian la existencia de campos de detención en Zimbabue para torturar a opositores

El gobierno ha ordenado al ejército y a la policía que vigile la mayoría de las plazas y lugares públicos.EFE
La organización humanitaria "Human Rights Watch" (HRW) denuncia que el partido gobernante de Zimbabue ha instalado centros de detención donde está "golpeando, torturando e intimidando" a activistas de la oposición. "La tortura y la violencia están aumentando en Zimbabue", afirmó HRW en un comunicado difundido en Johannesburgo.
Según la organización, víctimas y testigos afirman que los centros de detención han sido montados por el gobernante ZANU-PF en lugares donde la oposición tiene amplio respaldo político, en las provincias de Mshonaland Oriental y Masvingo.

"Los miembros del ZANU-PF están montando campos de tortura que tienen como objetivo golpear y torturar sistemáticamente a gente que es sospechosa de haber votado por el Movimiento para el Cambio Democrático (MDC) en las últimas elecciones", dice en el comunicado la directora para Africa de HRW, Georgette Gagnon.

La oposición ha denunciado que en los últimos días decenas de sus partidarios han sido detenidos por las fuerzas de seguridad y acusados de alterar el orden público.

El país está en vilo porque, a tres semanas de que se celebraran los comicios presidenciales, el 29 de marzo, aún no se conocen los resultados, aunque la Comisión Electoral sí ha dado a conocer los datos del escrutinio de las elecciones parlamentarias que hubo simultáneamente.

El MDC asegura que su candidato presidencial, Morgan Tsvangirai, ganó la votación sin necesidad de una segunda vuelta, pero el régimen de Robert Mugabe, en el poder desde 1980, sostiene que todo indica que será necesaria una segunda ronda.