Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Brasil, unida contra la violación de la menor de 16 años

La Policía de Niños y Adolescentes Víctimas (DCAV) de Brasil ha puesto todo su empeño en hallar a los más de 30 hombres que abusaron de una menor de 16 años en Morro de San José. Aunque aún queda mucho trabajo por hacer, las autoridades ya han emitido una orden de detención contra siete de los hombres buscados. Por el momento, dos de ellos han sido arrestados, entre ellos el exnovio de la víctima. Por su parte, la sociedad brasileña se vuelca con la causa. Anonymus incluso ha amenazado directamente a los agresores: "Vamos detrás de vosotros, os identificaremos y expondremos públicamente”.

De los 30 agresores de la joven que fue violada durante horas en Brasil, se han identificado a siete y se ha emitido una orden de detención contra ellos. Por el momento solo dos han sido detenidos. Uno de ellos es Lucas Perdomo Santos, el exnovio de la víctima. El otro de detenido es Raí de Souza, que fue la persona que grabó el vídeo. 
Raí souza ya prestó declaración judicial junto a Lucas Perdomo. El presunto autor del vídeo declaró que las relaciones secuales que mantuvo con la víctima fueron consentidas en todo momento y que no supervisó la violación colectiva. El joven incluso llegó a asegurar que después del suceso había hablado con la víctima y que estaba tranquila. Tras declarar los dos agresores fueron puestos en libertad el pasado sábado tras prestar declaración. Sus abogados consideran que estas detenciones no son justas, ya que sus clientes se declararon inocentes y aseguran poseer conversaciones que lo prueban. 
Aún quedan por encontrar a los otros cuatro jóvenes identificados, a los que se ha catalogado como fugitivos.  Marcelo Miranda Correa, Rafael Assis –quién además se foografió con la víctima- y Michel Brasil da Silva son sospechosos de difundir el vídeo en las redes sociales y jactarse de su azaña. Sergio Luiz sa Silva Junior es además señalado como jefe de Morro Baron. Del séptimo identificado no se ha dado a conocer la identidad, tal y como ha informado el medio brasileño 'O Globo'. 
BRASIL VOLCADA
Anonymous  también ha querido tomar parte en esta búsqueda. “Vamos detrás de vosotros, os identificaremos y expondremos públicamente”, sentenció el grupo de piratas informáticos en un comunicado. Además, señalaron que sería considerado como enemigo aquella persona que “apoye, divulgue, acepte, visualice, comparta o que no acepte que el culpable de una violación es el propio agresor”, según recoge ‘Clarín’.
Los ciudadanos del país también se han echado a las calles de Rio de Janeiro para pedir que se haga justicia con los 30 agresores. Las marchas se terminaron frente a la sede de la Asamblea legislativa de Brasil. 
BRUTAL AGRESIÓN
Los seis jóvenes contra los que se ha emitido la orden de detención se encontraban entre los treinta hombres que abusaron durante hora de una menor de 16 años. Además, grabaron su acción y la difundieron por Twitter. La víctima ha declarado que salió un sábado por la noche para ir a un baile en una favela de Rio de Janeiro y que allí la drogaron, quedando inconsciente. Al despertarse al día siguiente estaba en una casa ajena, desnuda, con sus órganos genitales ensangrentados y rodeada de hombres armados que no dejaban de violarla.  La víctima pasó varios días desaparecida y logró regresar a casa con la ayuda de su vecino. 
LAS VIOLACIONES, UN PROBLEMA ENDÉMICO 
Las violaciones en Brasil es un problema muy arraigado. Según los datos de informe de 2015 de la ONG ‘Foro Brasileño de Seguridad Pública’, en 2014 se produjeron 47.646 violaciones. Aunque preocupante, la cifra es inferior a la del año anterior, un 6,7% menos, con 51.090 casos. Estos sucesos supusieron en 2014 un 23,5% del total de los delitos cometidos en Brasil. E incluso las cifras se multiplican si se añaden a estas las tentativas de violaciones. En este caso, en 2014 se 5.042, que en este caso supone un aumento respecto al año anterior, con 4.897 tentativas.
Concretamente en la ciudad que se produjo el abuso de la joven de 16 años, Río de Janeiro,  se dieron 1.781 casos de violaciones. Esto supone un descenso del 7,6% respecto a 2013, cuando se registraron 1.920 casos. 
A pesar de que estos datos ponen de manifestó que 130 mujeres son violadas al día en el conjunto del país, y 4 al día en Río de Janeiro, el número de casos considerados como actos delictivos es mínimo. En 2013, en  Brasil  tan solo se consideraron delito 288 de los 1.920 casos reportados, una cifra que supone tan solo un 1,2%. En Río de Janeiro solo lo fueron 14 casos.