Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detenido el detective que estafó 300.000 euros a los McCann

Kevin Halligen en el momento de su detención. Foto: The Suntelecinco.es
Según informa el diario, el detenido es un británico al que buscaba el FBI estadounidense por un presunto fraude relacionado con el caso Madeleine. El hombre fue detenido en Oxford al irse sin pagar la cuenta de un hotel.
El presunto estafador, de 48 años, recibió más de 300.000 euros por investigar el paradero de la niña desaparecida en mayo de 2007. Tras cobrar el dinero por realizar el trabajo como detective privado, el hombre desapareció, según informa el diario británico.
El dinero provenía de las donaciones
Al parecer el dinero supuestamente robado por el detective procedía de las donaciones que miles de británicos realizaron a los McCann para ayudar a la familia a encontrar a la niña.
Un portavoz de la familia ha declarado al diarioThe Sun que su "relación con el arrestado terminó hace un año y dado que se ha producido una detención es inapropiado realizar comentarios".
Contactos en EEUU
Los McCann contrataron a Halligen un año después de la desaparición de Madeleine. El detective creó su propia empresa de investigación, Oakley Internacional en Washington y afirmó haber trabajado para la CIA. El presunto estafador se jactó de poseer contactos en la capital de EEUU que le podrían ofrecer imágenes por satélite que podrían ayudar a la búsqueda.
Según The Sun, los más de 300.000 euros que le pagaron los McCann han sido gastados en hoteles de lujo, limusinas con chofer y vuelos en primera clase.
Un testigo de la detención ha dicho al diario que "Halligen se disponía a abandonar un hotel con sus maletas preparadas, iba a coger un taxi cuando apareció la policía", cuenta, "se quedó pálido, recibió el susto de su vida". BQM