Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detenidos seis cazadores furtivos por matar con cianuro a más de 40 elefantes

La Policía de Zimbabue ha detenido este jueves a un grupo de seis cazadores furtivos que supuestamente han matado con cianuro a al menos 41 elefantes del Parque Nacional de Hwange, la reserva natural más grande del país.
Los cazadores habrían envenenado los estanques que frecuentaban los elefantes del parque natural con una mezcla de sal y cianuro. La Policía ha conseguido recuperar 17 colmillos, valorados en 120.000 dólares (más de 91.000 euros), según ha informado el diario 'Zimbabwe Chronicle'.
Según ha relatado el mando policial encargado del caso, el inspector jefe Muyambirwa Muzzah, los guardas del parque oyeron disparos el pasado 24 de agosto mientras patrullaban cerca de las fronteras del parque e informaron a la Policía. "Encontraron dos elefantes que habían sido matados y descornados. En una investigación más exhaustiva dentro del parque, encontraron más cadáveres podridos de elefantes descornados", ha afirmado.
La Policía, a través de unas huellas en el terreno, consiguió llegar a los terrenos de uno de los detenidos y líderes del grupo de cazadores furtivos. El comisario jefe ha informado de que se sospecha que haya más cadáveres de elefantes en el parque natural que todavía no se han encontrado.
"Lo que estaban haciendo es muy cruel porque no se acaba con la muerte de los elefantes", ha criticado Muzzah, que ha advertido del peligro que corren los animales del parque debido a la potencia del veneno empleado. "Estamos ante lo que denominamos el efecto de la cuarta generación debido a la potencia del cianuro. Los animales que se alimenten de los elefantes muertos morirán y aquellos que se alimenten de estos animales también morirán", ha asegurado.
Al menos 69 elefantes han muerto a manos de cazadores furtivos en la zona entre mayo y agosto. La Policía trabajará junto a los funcionarios de los parques y la Agencia de Gestión del Medio Ambiente (EMA) para evaluar el impacto medioambiental de la intoxicación por cianuro en la zona.