Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detenidos dos directivos de la fábrica que explotó este sábado en el este de China

La Policía china ha detenido a dos de los directivos de la empresa propietaria de la fábrica de Jiangsu --en el este del país-- donde han muerto al menos 65 personas a consecuencia de una potente explosión.
Fuentes del Gobierno de la ciudad de Kunshan han informado a la agencia de noticias Xinhua del arresto de dos altos ejecutivos de la empresa Kunshan Zhongrong Metal Products, a los que podrían responsabilizar de la explosión si se confirma que se debió a una negligencia laboral.
El suceso tuvo lugar en torno a las 7.30 horas (hora local) del sábado. La imágenes de la Televisión Central China (CCTV) muestran grandes columnas de humo negro saliendo de un edificio de poca altura, junto a otros planos en los que se observa cómo se traslada en camiones y ambulancias a los heridos, que serían más de cien.
La fábrica cuenta con 450 trabajadores y está especializada en la elaboración de piezas para vehículos, con clientes como General Motors y otras empresas estadounidenses.