Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detenidos seis presuntos miembros de Estado Islámico que pretendían atentar contra una marcha del CHP

La Policía de Turquía ha anunciado este miércoles la detención de seis presuntos miembros del grupo yihadista Estado Islámico que se preparaban para atentar contra una marcha encabezada por el líder del opositor Partido Republicano del Pueblo (CHP), Kemal Kiliçdaroglu.
Según las informaciones recogidas por el diario local 'Hurriyet', dos sospechosos han sido detenidos en la provincia de Kocaeli (noreste), por donde pasa ahora la marcha, mientras que los otros cuatro han sido detenidos en Kayseri.
El gobernador de Kayseri, Suleiman Kamçi, ha subrayado que los sospechosos iban a atacar la marcha con un minibús, agregando que en el mismo habían colocado banderas del gubernamental Partido Justicia y Desarrollo (AKP).
Kiliçdaroglu inició el 16 de junio una marcha desde la capital, Ankara, hacia Estambul para pedir "justicia" tras la condena a 25 años de cárcel a un parlamentario opositor por "filtrar secretos de Estado" en el caso sobre el convoy de camiones de los servicios de Inteligencia con destino a Siria interceptado a principios de 2014.
El parlamentario del Partido Republicano del Pueblo (CHP) Enir Berberoglu estaba acusado de facilitar al diario 'Cumhuriyet' un vídeo en el que se mostraban camiones de los servicios de Inteligencia transportando armas a Siria.
El convoy fue detenido en enero de 2014 en una provincia meridional de Turquía y fuerzas locales descubrieron un cargamento de armas y municiones, a pesar de que la ley de Seguridad Nacional turca prohíbe dicha inspección.
El Gobierno turco acusó a seguidores del clérigo islamista Fetulá Gulen en las instituciones judiciales y de seguridad de ordenar el registro de los camiones de forma ilegal, recalcando que transportaban "ayuda humanitaria a los turcomanos" en Siria.
La operación ha tenido lugar el mismo día en el que las autoridades han confirmado la detención de otros 37 supuestos integrantes de la formación yihadista en otras provincias del país.
De acuerdo con el Gobierno turco, las fuerzas de seguridad del país han detenido a más de 5.000 sospechosos de terrorismo en los últimos años y han deportado a 3.290 supuestos milicianos extranjeros a 95 países. Además, han impedido la entrada en el país a al menos 38.269 personas.