Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dimite el periodista de 'The New York Times' investigado por plagio

Zachary Kouwe, el reportero del diario The New York Times, investigado por posible plagio de varios artículos del periódico económico The Wall Street Journal, presentó su dimisión el martes, según ese rotativo. El diario financiero informó de que, según "una persona familiar con la materia", Kouwe presentó su dimisión al Times, que había abierto una investigación al respecto después de recibir una carta de The Wall Street Journal que señalaba similitudes entre algunos artículos publicados en uno y otro periódico, y de los que él era autor.
"En varios artículos económicos del Times durante el pasado año y en entradas del blog DealBook de NYTimes.com, un redactor del Times parece haberse apropiado indebidamente de expresiones y pasajes publicados por otros medios de comunicación", admitió el martes el diario neoyorquino en su sección de correcciones.
Kouwe, que comenzó a trabajar para el Times en 2008, utilizó frases del Wall Street Journal, la agencia de noticias Reuters y otras fuentes "sin atribución o reconocimiento".
Según señala The Wall Street Journal, el periodista del Times había trabajado durante tres años en la sección de fusiones y adquisiciones de las páginas económicas de otro rotativo de esta ciudad, The New York Post, y con anterioridad fue reportero de Dow Jones Newsletters. Asimismo, recuerda que, tanto el Post como Dow Jones Newswires, pertenecen a la empresa de comunicación News Corp, propietaria también del diario de información financiera.
The Wall Street Journal fue el que alertó al Times sobre las similitudes entre un artículo de la "web" del económico y una entrada del blog financiero del Times (que al día siguiente se publicó en el periódico impreso) colgadas ambas el pasado 5 de febrero, con tan sólo dos horas de diferencia.
A partir de entonces, The New York Times abrió una investigación interna y detectó otros casos de "amplios solapamientos entre pasajes de artículos de Kouwe y de otros medios".
"Copiar directamente de otros medios sin dar atribución -incluso si los hechos son verificados de manera independiente- es una seria violación de la política del Times y de las normas básicas del periodismo. No debería haber ocurrido", se disculpó el diario.
Tras descubrir la situación, el Times subrayó que "tomará las medidas apropiadas de acuerdo con nuestras normas para proteger la integridad de nuestro periodismo".
En 2003, el Times se tuvo que enfrentar a un escándalo similar cuando uno de sus periodistas, Jayson Blair, admitió que plagió e inventó noticias, pues escribió informaciones fechadas en lugares en los que nunca estuvo.