Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dimite la ministra de Comunicaciones de Guatemala once días después de jurar el cargo

La ministra de Comunicaciones de Guatemala, Sherry Ordóñez, ha renunciado a su cargo tan sólo once días después de que se formase el Gobierno, según ha informado el presidente Jimmy Morales, que se enfrenta a su primera crisis.
"Con relación a la ministra no continúa, presentó su renuncia por motivos personales", ha afirmado el mandatario al ser consultado por los periodistas en una rueda de prensa realizada en el Palacio Nacional de la Cultura, tal y como ha recogido el diario local 'Prensa Libre'.
"Con relación a la ingeniera Ordóñez he sido claro, cumplía con todas las normas de ley, es una excelente profesional, reúne todas las condiciones para poder sacar adelante a la cartera de Comunicaciones, las razones por las que ella dimitió no son de mi propiedad para poderlas exponer, son temas personales que yo debo respetar y creo que todos deben respetar", ha apostillado.
Pese a que los periodistas han insistido sobre el tema, Morales ha evitado seguir hablando, alegando que él tiene "responsabilidades ante el pueblo" y que debe "darle resultados". El presidente ha insistido en que se formó un equipo "de forma correcta".
En cuanto al posible sustituto de Ordóñez, Morales ha indicado que se seguirá el procedimiento "como está establecido en ley", por lo que correspondería al viceministro más veterano. Sin embargo, debido a procesos técnicos y legales, quien sustituya temporalmente a Ordóñez no será llamado ministro, sino "Encargado del Despacho Superior".
Ordóñez dimitió después de que su empresa apareciera como contratista del Estado, lo que según la ley es incompatible con su cargo. Su firma, de ingeniería y servicios viales, también había sido suspendida por retrasos en el pago de impuestos, según la prensa local.
Morales ganó las elecciones el año pasado por el hartazgo de la población con los políticos tradicionales tras una serie de escándalos que acabaron con el arresto e imputación del expresidente Otto Pérez Molina y varios de sus más cercanos colaboradores por un masivo fraude aduanero.