Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Domingo de Ramos de pasión en Filipinas

El Domingo de Ramos se vive con fervor en todo el mundo. Miles de personas en Filipinas han participado en el centro de la capital en una emocionante procesión que marca el inicio de la Semana Santa. Cánticos y palmas de todos los tamaños a las puertas de la iglesia de Baclaran, en Manila. Esta celebración recuerda la entrada de Jesús a Jerusalén antes de su crucifixión. Aquí en Filipinas, la población católica considera que las palmas guardan de los malos espíritus. Cerca del 80 por ciento de los 97 millones de personas que viven en el país son católicos practicantes. "El Domingo de Ramos es un día muy importante para los católicos, porque es una oportunidad para demostrar nuestra fe", explica Alejandro Suarez, un devoto católico que disfruta emocionado con este rito de Semana Santa.