Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Draghi dice que el BCE está dispuesto a ofrecer a la banca una nueva inyección de liquidez a largo plazo

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, ha dicho este lunes que está dispuesto a ofrecer a los bancos de la eurozona una nueva inyección de liquidez a largo plazo (LTRO) si es necesario con el objetivo de relajar los tipos de interés e impulsar el crédito.
"Estamos listos para usar cualquier instrumento, incluyendo otra LTRO si es necesario, para mantener los tipos de interés a corto plazo de los mercados monetarios a un nivel que esté justificado por nuestra evaluación de la inflación a medio plazo", ha anunciado Draghi en una comparecencia ante la comisión de Asuntos Económicos de la Eurocámara.
Los bancos de la eurozona ya han reembolsado 331.000 millones de euros de las operaciones de LTRO realizadas a finales de 2011 y principios de 2012, cifra que representa el 63,5% de la inyección neta de liquidez realizada por el BCE en el sistema, según ha explicado Draghi.
En su opinión, se trata de un "buen signo" porque "muestra que los bancos son menos dependientes de la financiación del BCE y pueden financiarse ellos mismos en el mercado, o vía depósitos, o intercambiando líneas de crédito".
Al mismo tiempo, Draghi ha admitido que, ante esta reducción de liquidez, los mercados "pueden reaccionar aumentado los tipos de interés a corto plazo". Por ello, el BCE se ha comprometido a mantener los tipos de interés al nivel actual (0,5%) o inferior durante "un largo periodo de tiempo" y no descarta otras opciones como una nueva LTRO.
"La significativa mejora de la situación de financiación de los bancos desde verano de 2012 todavía no se ha traducido en una mayor provisión de crédito", ha admitido el banquero italiano. No obstante, Draghi ha explicado que la falta de crédito a las pymes se debe también al alto nivel de endeudamiento de muchas empresas y a la falta de demanda.