Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

EEUU admite que el Gobierno sirio "podría beneficiarse" de los ataques aéreos contra el Estado Islámico

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Chuck Hagel, ha admitido este jueves que el Gobierno de Bashar al Assad "podría beneficiarse" de los ataques aéreos de las fuerzas norteamericanas contra las posiciones del Estado Islámico en Siria.
"Sí, Al Assad podría beneficiarse", ha dicho a preguntas de los periodistas en una rueda de prensa celebrada en el Pentágono, aunque ha insistido en que la postura del Gobierno de Barack Obama sobre el régimen sirio no ha cambiado.
Hagel ha respondido así a lo publicado por los medios de comunicación, según los cuales, los bombardeos estadounidenses han afectado a los enemigos de Al Assad en el este, lo que ha permitido a las fuerzas gubernamentales arreciar la ofensiva en el oeste.
También ha contestado a lo publicado esta semana por 'The New York Times', según el cual Hagel no ha participado en la toma de decisiones sobre la estrategia en Siria y recientemente ha enviado a la asesora de Seguridad Nacional, Susan Rice, un informe "profundamente crítico" con la política de la Casa Blanca en este país.
"Es un asunto complicado", ha sostenido. "Estamos revisando y adaptando (nuestra política en Siria) a la realidad para conseguir el enfoque más efectivo posible. Es la responsabilidad de cualquier líder", ha dicho, según ha informado 'The Washington Times'.
En agosto Estados Unidos inició los bombardeos contra las posiciones del Estado Islámico en Irak y en septiembre los extendió a Siria, sin el consentimiento, pero también sin la oposición real, del Gobierno de Al Assad, a quien se llegó a señalar como posible aliado.