Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

EE.UU. insta a Irán a que colabore con el OIEA y abandone su programa nuclear

El Gobierno de EE.UU. instó hoy de nuevo a Irán a que suspenda las actividades relacionadas con el enriquecimiento de uranio y de agua pesada, y a que colabore con el OIEA facilitando toda la información necesaria.
El Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) denunció este jueves en Viena que su investigación del controvertido programa nuclear de Irán sigue estancada, debido a la falta de cooperación por parte de la República Islámica.
"Urgimos una vez más a Irán a suspender las actividades relacionadas con el enriquecimiento de uranio y de agua pesada, que tienen el potencial de producir plutonio, e informar a el OIEA de todas sus actividades nucleares y de facilitar la verificación completa de su programa nuclear", señaló el Departamento de Estado.
En un comunicado, EE.UU. pidió a Teherán que coopere con el OIEA "sin retraso", incluso a través de la aplicación de medidas de protocolo adicional.
En su informe técnico más reciente sobre Irán, el OIEA insta a Teherán a ofrecer más transparencia y acceso a lugares y expertos involucrados en el programa, pero al mismo tiempo constata que Irán frenó el ritmo de sus avances atómicos.
El informe presentado hoy detalla que Irán dispone actualmente de unas 5.400 centrifugadoras instaladas, de las cuales casi 4.000 están en funcionamiento.
Irán ha producido hasta finales de enero algo más de mil kilos de uranio poco enriquecido, cuya pureza no supera el 5 por ciento, calculó el OIEA.
Según los expertos, Teherán necesitaría unos 1.700 kilos de uranio altamente enriquecido, es decir, de mucha mayor pureza, para producir una bomba nuclear.