Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El embajador de EEUU en Kabul dice que los esfuerzos para que Karzai firme el ABS podrían ser infructuosos

El embajador estadounidense en Afganistán, James B. Cunningham, ha trasladado al Gobierno de Barack Obama que sus esfuerzos para conseguir que el presidente afgano, Hamid Karzai, firme el Acuerdo Bilateral de Seguridad (ABS) podrían ser infructuosos, según ha informado el diario estadounidense 'The Washington Post'.
La valoración, que ha sido enviada por Cunningham en los últimos días, dejaría al Gobierno con poco tiempo para preparar su retirada del país, al tiempo que no permitiría a la OTAN planificar la continuación de su despliegue con el margen suficiente.
Así, el embajador estadounidense ha sostenido que Karzai podría aplazar la firma del documento hasta después de las elecciones presidenciales, previstas para abril, a pesar de que la Casa Blanca ya ha dicho que la firma "debe ser cuestión de semanas, no de meses".
"Si no podemos concluir rápidamente el ABS, nos veremos forzados a planear un futuro en el que no habrá tropas estadounidenses o de la OTAN en Afganistán. No es el futuro que buscamos, pero cuanto más nos adentremos en 2014 es más probable que ocurra", dijo el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney.
Sin embargo, un alto cargo del Departamento de Defensa ha rechazado este mismo jueves pronunciarse sobre el informe de Cunningham, argumentando que "no se puede comentar sobre presuntos documentos clasificados". Pese a ello, ha solicitado una vez más a Karzai que proceda a firmar el ABS "rápidamente".
También este jueves, el comandante de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad en Afganistán (ISAF), Joseph Dunford, ha afirmado que el ABS es "la mejor manera para conseguir la paz y la estabilidad" al país.
Karzai quiere que Washington se comprometa a no realizar ninguna operación militar en viviendas de civiles y a impulsar de forma honesta el proceso de paz con los talibán como paso previo a la firma del acuerdo.
En respuesta, el Gobierno estadounidense ha anunciado que estudiará poner en práctica la denominada 'opción cero' en Afganistán, es decir, el repliegue de todas sus tropas después de 2014.
Las tropas estadounidenses han estado en Afganistán desde que lideraron a las fuerzas multinacionales en el derrocamiento del régimen talibán a finales del 2001 y en el país todavía hay 47.000 militares estadounidenses.
Estados Unidos ha estado en conversaciones con funcionarios afganos para mantener una pequeña fuerza residual de alrededor de 8.000 militares en el país después de que termine sus operaciones el próximo año.