Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

EEUU anuncia nuevas sanciones contra el LRA y su líder, Joseph Kony, por sus operaciones en RCA

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos ha anunciado este martes nuevas sanciones contra el líder del Ejército de Resistencia del Señor (LRA), Joseph Kony, por sus actos de violencia contra civiles en República Centroafricana (RCA).
En su comunicado, el Departamento ha recalcado que "esta acción complementa la resolución 2262 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas", que incluyó en su lista de sanciones a Kony y a su grupo.
"Desde asesinar a civiles inocentes a actos de pillaje en localidades, el LRA es responsable de notorios actos de violencia", ha dicho el director en funciones de la Oficina de Control de Bienes Extranjeros, John Smith.
"La acción de hoy apoya los esfuerzos del Tesoro para desmantelar esta milicia y buscar un futuro más estable y seguro para el pueblo de RCA y de la región", ha agregado.
La semana pasada, la organización LRA Crisis Tracker afirmó que más de 200 personas han sido secuestradas en el este de RCA este año, casi el doble que el año pasado, en una ola de raptos atribuida al grupo.
El LRA, que lidera el señor de la guerra ugandés Joseph Kony, es conocido por masacrar y mutilar a civiles así como por secuestrar a menores para usarlos como soldados o esclavos.
El LRA ha atacado la antigua colonia francesa, que está tratando de salir de más de tres años de violencia interreligiosa. En enero, el grupo rebelde mató a un residente y secuestró a decenas más durante dos asaltos en fin de semana en una zona remota productora de diamantes del país.
Uganda lideró la persecución contra el grupo rebelde hace unos 10 años, pero sus combatientes comenzaron a trasladarse a zonas de RCA, República Democrática del Congo (RDC) y Sudán del Sur.
Pese a que Estados Unidos respaldó el esfuerzo regional y el hecho de que las filas del grupo se cree que se han reducido a varios cientos de combatientes, el LRA ha continuado con sus ataques contra civiles.