Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

EEUU, Rusia y Naciones Unidas acuerdan abordar una solución política para Siria

Estados Unidos, Rusia y el enviado especial de Naciones Unidas y la Liga Árabe a Siria, Lajdar Brahimi, han coincidido en que sólo mediante una solución política se conseguirá poner fin a la guerra civil en este país, durante la reunión que han mantenido este viernes en Ginebra.
El secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, y el ministro de Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, iniciaron el pasado jueves una ronda de contactos para concretar la propuesta de que el Gobierno sirio ponga su arsenal químico bajo custodia internacional, para evitar que sea usado en la guerra civil.
Las conversaciones también se centran en la necesidad de fijar una fecha para la celebración de la Segunda Conferencia de Ginebra, una iniciativa de Washington y Moscú cuyo objetivo es consensuar una solución política con las partes y que está parada desde el pasado mes de mayo por las diferencias sobre los participantes.
"Estamos de acuerdo en que hemos tenido un diálogo constructivo", ha dicho Kerry a la prensa al término de la reunión del viernes. "Estados Unidos, y ahora sabemos que Rusia, estamos profundamente comprometidos en la búsqueda de una solución política y estamos de acuerdo en trabajar duro para conseguirlo", ha añadido.
Interrogado sobre cuándo habrá resultados concretos, Kerry ha subrayado que la cuestión de las armas químicas debería solucionarse "en las próximas horas o días" y que de ello dependerá el acuerdo sobre la Segunda Conferencia de Ginebra.
"Tenemos que comprometernos como países y con Naciones Unidas a diseñar una 'hoja de ruta' para que la cuestión (de las armas químicas sirias) se resuelva rápida y profesionalmente", ha dicho el ministro de Exteriores ruso, según un comunicado difundido por la ONU.
Además, ha agradecido la decisión de Estados Unidos de "relanzar" la declaración adoptada en la primera Conferencia de Ginebra, celebrada en junio de 2012, que contempla la creación de un gobierno de unidad nacional del que esté excluido cualquiera que pueda dificultar la transición política.
"Desgraciadamente esta declaración ha estado abandonada durante mucho tiempo por no recibir el respaldo del Consejo de Seguridad, a pesar de que se trata de un acuerdo entre los principales actores (en el conflicto sirio)", ha recordado.
Brahimi, por su parte, ha valorado el esfuerzo de Kerry y Lavrov. "El trabajo que están haciendo es extremadamente importante en sí mismo, pero también para conseguir que la Segunda Conferencia de Ginebra se celebre satisfactoriamente", ha considerado.
Las conversaciones tripartitas continuarán este sábado y se reanudarán dentro de un mes, en el marco de la Asamblea General de Naciones Unidas, en Nueva York, donde esperan llegar a un acuerdo definitivo sobre la fecha para la celebración de la Segunda Conferencia de Ginebra.
CONSEJO DE DDHH
El presidente del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas, el embajador polaco Remigiusz Henczel, ha entregado una carta a Kerry y Lavrov en la que les pide que convenzan al régimen de Bashar al Assad, de que permita el acceso irrestricto a Siria de los inspectores de la ONU.
La comisión internacional para investigar las violaciones de los Derechos Humanos cometidas en Siria, creada en 2011, presentó el pasado lunes su primer informe, en el que acusa a ambos bandos de cometer crímenes de guerra y contra la Humanidad.