Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Estados Unidos y Rusia acuerdan el desarme químico de Siria

Estados Unidos apuesta ahora por la diplomacia. Una semana después de que Obama presentara como inminente un ataque a Siria, ahora vuelve a acogerse a una de sus frases preferidas: "Yo no fui elegido para comenzar guerras sino para terminarlas". Obama ñade que "he compartido con el emir de Kuwait mi esperanza de que las negociaciones de Kerry y Lavrov en Ginebra den sus frutos ". Y los han dado. El ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, y su homólogo estadounidense, John Kerry, han alcanzado un acuerdo para destruir todas las armas químicas del régimen sirio, que tendrá que detallar su arsenal en menos de una semana. De la forma más pronta y más segura y transparente posible, ha dicho el Secretario de Estado. Washington cede hablando solo de sanciones, aunque en estas podrían incluir las militares. En todo caso lo que interesa a la Casa Blanca es que Rusia verifique que Siria destruye sus armas químicas para que éstas no se utilicen contra la población siria ni contra los países vecinos. Alcanzado un acuerdo para el desarme químico, el siguiente paso será consensuar una solución política a la crisis en Siria. Una clara apuesta por la diplomacia que supone un jarro de agua fría para la oposición. Los rebeldes interpretan todas estas negociaciones como una maniobra del régimen de Al Asad para, simplemente, ganar tiempo y reconquistar posiciones, como esta ciudad, el histórico enclave cristiano de Maa loula.