Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

EEUU niega que exista cooperación de Inteligencia con Siria en su lucha contra el Estado Islámico

El Gobierno de Estados Unidos ha negado categóricamente este martes que exista cualquier tipo de cooperación a nivel de Inteligencia con Siria en su lucha contra el grupo extremista suní Estado Islámico.
La portavoz del Departamento de Estado, Jennifer Psaki, ha dicho que "no hay coordinación con el régimen, incluido a través de terceras partes", en respuesta a las informaciones publicadas por la agencia francesa de noticias AFP, que afirmó que Washington recibía información de Inteligencia de Damasco a través de Bagdad y Moscú.
Así, ha destacado que, en caso de que Estados Unidos decida intervenir en Siria contra los milicianos del Estado Islámico --anteriormente conocido como Estado Islámico de Irak y el Levante (ISIS)-- "no va a pedir permiso al régimen sirio". "Sin embargo, no es una decisión que hayamos tomado", ha matizado.
Sin embargo, Psaki no ha querido responder a las preguntas sobre si sería legal que un país intervenga militarmente en otro en caso de que considere que existe una amenaza para su seguridad.
"No estaba hablando desde un punto de vista legal. Obviamente, tendremos justificaciones legales en caso de que vayamos a llevar a cabo alguna acción. Estaba hablando sólo desde el punto de vista político de este caso específico", ha dicho.
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha autorizado este mismo martes las actividades de vigilancia sobre Siria en el marco de la lucha contra Estado Islámico. La iniciativa, posible precursora de ataques aéreos, consistirá inicialmente en vuelos de reconocimiento tanto tripulados como sin piloto.
La medida ha sido filtrada por el Gobierno norteamericano a varios medios y supone la confirmación de acciones en Siria. El lunes, Obama se reunió con su secretario de Defensa, Chuck Hagel, y con otros asesores para analizar opciones, aunque públicamente la Casa Blanca ha negado cualquier acuerdo en firme.
Las fuentes citadas por 'The New York Times' hablan de una combinación de equipos aéreos para vigilar las actividades de Estado Islámico en Siria. Entre las aeronaves figurarían 'drones' y posiblemente aviones espía U2, según la orden que habría aprobado Obama el pasado fin de semana.
La duda ahora estriba en cómo reaccionará Damasco a esta hipotética incursión norteamericana. El lunes, su ministro de Exteriores, Walid al Mualem, abrió la puerta a autorizar bombardeos de Estados Unidos, aunque advirtió de que si estos ataques no cuentan con la autorización previa del régimen de Bashar al Assad serían considerados una agresión.
Aunque Siria cuenta con capacidad para derribar cazas norteamericanos, Estados Unidos podría recurrir a disparos precisos con proyectiles de largo alcance desde zonas cercanas a la frontera con Irak o incluso desde el mar. Las fuerzas estadounidenses también podrían inutilizar los sistemas de defensa antiaérea sirios enviando señales que impidiesen la detección de aviones durante un tiempo limitados, entre otras posibilidades planteadas por 'The New York Times'.