Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

EEUU destinará 10 millones de dólares en ayuda adicional a los países de la región que acogen refugiados sirios

El Gobierno de Estados Unidos ha anunciado este martes que destinará diez millones de dólares (cerca de 7,8 millones de euros) en ayuda humanitaria adicional para ayudar a los países de la región que están acogiendo a los refugiados que huyen del conflicto sirio, según ha informado la emisora Voice of America.
La vicesecretaria de Estado de Estados Unidos para Población, Refugiados y Migraciones, Anne C. Richard, ha detallado que esta ayuda tendrá como objetivo mejorar las escuelas, comprar libros de texto y suministros, construir clínicas, apoyar a las comunidades locales y mejorar y ampliar la infraestructura de aguas y alcantarillas.
Naciones Unidas ha registrado a más de tres millones de refugiados en los países vecinos. Turquía y Líbano acogen a más de un millón de personas, mientras que Jordania (618.500), Irak (222.500) y Egipto (140.200) son otros de los países destino de los refugiados.
Este mismo martes, el ministro de Exteriores jordano, Naser Judeh, ha advertido que tanto su país como el resto de los países vecinos están al borde del "agotamiento" por la gran demanda de viviendas, escuelas, empleos y atención sanitaria y recursos como agua que requieren los refugiados sirios.
"Nos estamos aproximando al agotamiento del país anfitrión en el que el límite de nuestra capacidad para afrontar las necesidades de los refugiados sirios está siendo puesta a prueba y ya ha sido alcanzada", ha explicado Judeh en una conferencia internacional en Berlín, añadiendo que solo su país acoge a 1,5 millones de refugiados sirios e inmigrantes económicos.
El mensaje ha sido repetido por otros países que se están viendo superados por la llegada de refugiados sirios, como Líbano y Turquía, y por el titular del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR), Antonio Guterres, que lo ha calificado de "la crisis humanitaria más dramática a la que se ha enfrentado el mundo en mucho tiempo".