Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

EEUU aplaude las informaciones sobre la retirada parcial de tropas rusas desplegadas en la frontera con Ucrania

El Departamento de Estado de Estados Unidos ha aplaudido este lunes las informaciones sobre una "retirada parcial" de las tropas rusas que se encontraban desplegadas cerca de la frontera con Ucrania, si bien ha recalcado que no tiene "confirmación independiente" sobre el hecho.
"Obviamente, si estas informaciones fueran ciertas y algunas tropas están siendo retiradas de la región fronteriza (...) sería un buen paso preliminar. Obviamente, pedimos a Rusia que acelere el proceso y retire más tropas", ha dicho la portavoz del departament, Jennifer Psaki.
Sin embargo, ha sostenido que dicha decisión "no es suficiente para todo lo que ha de hacerse y lo que Estados Unidos quiere ver". "Continuaremos pidiendo a Rusia que participe en un diálogo con el Gobierno de Kiev para rebajar las tensiones y que repete la soberanía e integridad territorial de Ucrania", ha remachado.
Horas antes, el presidente ruso, Vladimir Putin, confirmó en conversación telefónica con la canciller alemana, Angela Merkel, que ha ordenado una "retirada parcial" de las tropas, según ha informado el Gobierno alemán.
"El presidente ruso ha informado a la canciller de la retirada parcial de tropas rusas que ha ordenado en la frontera oriental de Ucrania", indicó el portavoz de Merkel, Steffen Seibert. "Además, ambos han abordado posibles nuevas medidas para estabilizar la situación en Ucrania y Transnistria", añadió.
Sobre esta cuestión, fuentes gubernamentales rusas habían informado con anterioridad de que se había ordenado la retirada de un batallón de infantería motorizada.
Con respecto a la conversación entre Merkel y Putin, el Kremlin había informado ya de que en la misma Putin había denunciado la situación de "bloqueo" en el que vive la región moldava de Transnistria, tres días después de que también sacase este tema en una conversación con el mandatario estadounidense, Barack Obama.
La llamada entre Merkel y Putin ha tenido lugar por "iniciativa rusa", según el Kremlin, que ha informado en un comunicado de que ambos dirigentes han hablado de "varios aspectos de la situación de Ucrania". Entre los temas discutidos figuran las diversas "posibilidades" para que este país recupere la "estabilidad".
Putin ha subrayado la necesidad de que las nuevas autoridades ucranianas --no reconocidas por Moscú-- lleven a cabo "reformas constitucionales" con las que garantizar la protección de los "intereses legítimos de los habitantes de todas las regiones ucranianas", siempre según Moscú.
Merkel y Putin también "han intercambiado puntos de vista" sobre la situación de Transnistria, una región moldava autoproclamada independiente. El mandatario ruso ha reclamado "medidas efectivas" para poner fin al "bloqueo externo" bajo el que vive el territorio, de cara a "encontrar una solución justa y completa".
La OTAN ha alertado de una posible presión militar de Rusia en Transnistria y las propias autoridades moldavas también han advertido a las rusas de que ni siquiera se planteen tomar la región separatista como hicieron con la península de Crimea.