Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

EEUU recalca que condena cualquier violación de las resoluciones de la ONU contra Corea del Norte

La Casa Blanca se ha mostrado cauta este miércoles tras el anuncio de Corea del Norte sobre una prueba con una bomba de hidrógeno, si bien ha recalcado que condena cualquier violación de las resoluciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.
"Tenemos constancia de actividad sísmica en la península de Corea, en los alrededores de unas conocidas instalaciones nucleares norcoreanas, y hemos visto el anuncio de Corea del Norte sobre una prueba nuclear", ha indicado en su comunicado.
"Estamos analizando la situación en estrecha coordinación con nuestros aliados regionales", ha apuntado, agregando que por el momento "no puede confirmar las afirmaciones (de Pyongyang)".
Por último, la Casa Blanca ha reclamado a Corea del Norte "que cumpla con sus obligaciones y compromisos internacionales", recordando que Washington "ha dejado claro en varias ocasiones que no aceptará que sea un país nuclearizado".
"Seguiremos protegiendo y defendiendo a nuestros aliados en la región, incluido Corea del Sur, y responderemos de forma apropiada a todas las provocaciones de Corea del Norte", ha remachado.
Por su parte, el Departamento de Estado ha condenado "cualquier violación" de las resoluciones de la ONU y ha pedido a las autoridades norcoreanas que "cumplan sus obligaciones y compromisos".
PRUEBA TERMONUCLEAR
El Gobierno de Corea del Norte ha asegurado este miércoles haber llevado a cabo una prueba con una bomba de hidrógeno miniaturizada, apenas unas horas después de que se registrara un terremoto de magnitud 5,1 en el norte del país, tal y como ha indicado la agencia estatal norcoreana de noticias, KCNA.
En su comunicado, el Gobierno ha recalcado que la prueba ha sido "exitosa", al tiempo que ha asegurado que se ha llevado "de forma segura y perfecta, sin provocar un impacto negativo en el medioambiente".
Inmediatamente después del seísmo, la Agencia Meteorológica de Corea del Sur apuntó que el mismo podría haber tenido un origen artificial, algo que no descartó Japón, que dijo que podría haberse tratado de una explosión.
El Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS) ha detallado que el epicentro se ha situado a unos 19 kilómetros de la ciudad de Sungjibaegam y a 376 kilómetros de la capital, Pyongyang. Por el momento no hay informaciones sobre víctimas o daños materiales.
ANUNCIO DE KIM JONG UN
El líder norcoreano, Kim Jong Un, afirmó a principios de diciembre que el país había desarrollado bombas de hidrógeno además de armas nucleares. "Corea del Norte se ha convertido en un país con armas nucleares capaz de detonar bombas nucleares y de hidrógeno para defender la soberanía y la dignidad de la nación", dijo.
Así, destacó que si el país continúa este camino, "se convertirá en un país poderoso al que ningún enemigo se atreverá a provocar", al tiempo que ensalzó los esfuerzos realizados por sus predecesores en el cargo, Kim Il Sung y Kim Jong Il --su abuelo y padre, respectivamente--.
Corea del Norte está sometida a fuertes sanciones internacionales aprobadas por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas por sus ensayos nucleares y balísticos. Las conversaciones a seis bandas sobre el programa nuclear de Corea del Norte están paralizadas desde 2008, cuando las autoridades de Pyongyang decidieron abandonar el diálogo.
Los ensayos nucleares y con misiles han aumentado las tensiones en la península coreana y en el sureste asiático, por el temor a que el Gobierno norcoreano pueda desarrollar misiles balísticos con capacidad para alcanzar el territorio continental de Estados Unidos.