Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El ELN advierte de que liberar a los secuestrados no era un requisito previo para iniciar el diálogo de paz

Uno de los miembros del Comando Central del Ejército de Liberación Nacional (ELN) colombiano, conocido por el alias 'Beltrán', ha asegurado que el Gobierno de Juan Manuel Santos no había colocado encima de la mesa la liberación de los secuestrados como un requisito previo para iniciar un diálogo de paz.
Según 'Beltrán', la mesa del diálogo está en crisis debido, precisamente, a que Santos y su delegación están haciendo exigencias para comenzar el proceso que no se habían pactado de antemano, cuando se dio a conocer la agenda de la negociaciones.
Exigencias estas que el ELN califica "de última hora". "Colocan en crisis la mesa y ya llevamos 40 días desde que se anunció el acuerdo sin que podamos resolver este 'impasse'", ha indicado 'Beltrán', en declaraciones recogidas por la colombiana Caracol.
El pasado 30 de marzo, el Gobierno de Colombia y el ELN firmaron un acuerdo para iniciar un diálogo de paz basado en una agenda de seis puntos para poner fin a un conflicto armado de más de medio siglo. Ahora, mes y medio después, el ELN acusa a Bogotá de ser el culpable de que se retrase el arranque del proceso. "La demora en el inicio de las conversaciones corre por cuenta del Gobierno", ha indicado.
INCUMPLIMIENTO DE NEGOCIACIÓN
El comandante ha explicado que esta nueva exigencia del Gobierno de Santos se convierte en una "presión extra" sobre la mesa, que pone en entredicho lo que se había avanzado entre guerrilla y ejecutivo.
Asimismo, 'Beltrán' ha negado que se estén incumpliendo los acuerdos. "El ELN no falta a la palabra. Lo que se acordó con el Gobierno está claramente expresado en el documento del 30 de marzo", ha insistido. "El mundo entero conoció el documento del acuerdo. No hay ningún compromiso sobre ese tema, ni se tocó", ha añadido.
Recientemente, el presidente Santos ha exigido, en numerosas ocasiones, en la liberación de los retenidos y ha insistido en que el proceso de paz no arrancará hasta que la guerrilla dé lo que ha descrito como "muestras concretas de paz" y cese en los secuestros.
A estas exigencias, la guerrilla ha respondido en toda ocasión insistiendo en que estas nuevas peticiones no suponen otra cosa que "un impedimento para la paz".
La primera ronda de conversaciones estaba prevista para este mes en Ecuador, aunque en un principio se barajó la posibilidad de aplazarla debido al terremoto sufrido por la nación andina el pasado 16 de abril, que dejó al menos 660 muertos. Ante esta situación, el ELN ha incidido en que su delegación está lista para viajar a Ecuador, sentarse en la mesa y persistir en lo acordado entre ambas partes.